Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

berenjenas a la parmesana

Receta de berenjenas a la parmesana (Melanzane alla Parmigiana)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 2 berenjenas grandes
  • 3 bolas de mozzarella
  • 800 g de tomates
  • 1/2 cebolla
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Hojas de albahaca
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Parmesano rallado, para espolvorear
  • Orégano
  • Sal

Elaboración

  1. El día anterior, corta las bolas de mozzarella en rodajas y déjalas reposar al menos 24 horas dentro de la nevera en un colador para que suelten el líquido.
  2. Lava las berenjenas, quítales el tallo y córtalas las berenjenas en rodajas finas, a lo largo o a lo ancho, como más te guste.
  3. Añade sal a las rodajas de berenjena por ambos lados y déjalas reposar en un colador donde puedan sudar el agua amarga durante al menos 30 minutos.
  4. Mientras las berenjenas sudan, prepara el tomate frito:
    1. Pela, lava y corta la cebolla en trocitos muy pequeños.
    2. En una sartén, calienta 3 ó 4 cucharadas de aceite de oliva. Añade la cebolla y sofríerla hasta que empiece a estar transparente.
    3. Lava los tomates, quítales el tallo y córtalos en cuadrados pequeños.
    4. Cuando la cebolla esté pochada, incorpora los tomates y las hojas de albahaca, ajusta de sal y añade el azúcar.
    5. Déjalo reducir a fuego medio-bajo durante unos 30 minutos o hasta que hayan espesado.
    6. Retira las hojas de albahaca y tritura todo en la batidora.
    7. Vuélvelo a meter en la sartén, tamizándolo por un colado fino. Puedes empujar con el pilón de un mortero.
    8. Déjalo reducir un par de minutos más. Reserva.
  5. Enjuaga las berenjenas, sécalas bien y pásalas por harina. Dale unos golpes a las rodajas enharinadas para que les quede sólo una capa fina de harina.
  6. En una sarten grande, calienta un dedo de aceite de oliva a fuego medio-alto.
  7. Cuando el aceite esté caliente, en varias tandas, fríe las rodajas de berenjena un par de minutos por cada lado o hasta que veas que empiezan a dorarse. Déjalas reposar sobre papel absorbente.
  8. Saca la mozzarella de la nevera y sécala con papel absorbente apretando ligeramente.
  9. Precalienta el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.
  10. En una fuente para horno, coloca una capa de tomate frito en la base. Luego alterna capas de berenjena, tomate y mozarella acabando por una capa de tomate. A cada capa de berenjena añádele una pizca de sal y espolvorea un poco de orégano sobre cada capa de tomate.
  11. En la última capa de tomate espolvorea también queso parmesano rallado, sin remordimientos.
  12. Hornea a 180º a media altura, durante 30 minutos o hasta que se haya dorado la superficie.
  13. Deja reposar las berenjenas a la parmesana unos 10 minutos antes de servir. Y ya está. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Puedes sustituir la mozzarella fresca por mozzarella en lonchas, así no será necesario que la pongas a escurrir el día de antes.
  • También puedes usar tu queso preferido. Con queso de cabra, está también muy bueno.
  • Puedes ayudarte de una mandolina para cortar la berenjena.
  • Puedes utilizar salsa de tomate ya preparada.
  • Para tener una versión más ligera, puedes eliminar el harina y asar las berenjenas al horno en lugar de freírlas.
  • En el blog encontrarás más recetas de berenjenas. ¿Qué tal unas berenjenas rellenas de carne picada? ¡Están de vicio! ¿Y qué tal una moussaka? ¡¡Mmm!!