Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Pisto casero, con arroz y huevo frito.

Receta de pisto casero, con arroz y huevo frito.

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 kg tomates
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla grande
  • 1 calabacín pequeño
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. Pela los tomates, córtalos por la mitad horizontalmente y quítales las pepitas sobre un colador.
  2. Una vez despepitados, córtalos en trocitos. Recupera el jugo que han soltado los tomates al quitarle las pepitas.
  3. Pela, lava y corta la cebolla en cuadrados. Lava también los pimientos y el calabacín y córtalos tambien en cuadrados.
  4. En una sartén à fuego medio-bajo, calienta 4 ó 5 cucharadas generosas de aceite de oliva.
  5. Cuando el aceite esté caliente, añade la cebolla junto con los pimientos y póchalos a fuego lento, hasta que la cebolla se vuelva un poco transparente.
  6. Añade el calabacín, remueve y sofríe unos 5 más.
  7. Añade el tomate y su jugo, la hoja de laurel y la cucharadita de azúcar (esto ayuda a reducir la acidez del tomate).  Ajusta de sal y pimienta.
  8. Deja reducir el tomate a fuego lento, lo que puede tarta una media hora o algo más, dependiendo del agua que tengan los tomates.
  9. Y ya está. Sírvelo como a mi más me gusta, con un huevo frito, arroz blanco y pan para mojar.

Sugerencias, trucos y consejos

  • Para pelar los tomates, hacerles una cruz en la base, sumerjirlos en agua hirviendo un minuto, luego hay que enfriarlos enseguida en agua con cubitos de hielo y retirarles la piel empezando por el corte que hiciste.
  • Puedes usar tomate en conserva en lugar de tomates frescos, estos suelen venir generalmente pelados, lo que facilita algo más el trabajo.
  • Si tienes maña para ello, prueba a hacer una gran cantidad de pisto y embotarlo. Así siempre tendrás pisto cuando quieras.
  • Puedes quitarle también las pepitas al calabacín.
  • Puedes añadir otras verduras a tu pisto, como zanahorias o berenjenas.