Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Tartiflette. Patatas gratinadas con queso y bacon.

Receta de tartiflette. Patatas gratinadas con queso y bacon. Cocina francesa

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 kg de patatas para hornear, bien lavadas, opcionalmente con piel y cortadas en rodajas de 1 cm de grosor
  • 200 g de panceta ahumada, cortada en tiras
  • 500 g de queso reblochon (u otro queso que funda bien)
  • 1 o 2 cebollas grande, pelada y cortada en juliana
  • 200 ml de crème fraîche (o nata líquida)
  • 1 chorrito de vino blanco seco (opcional)
  • 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra molida


Elaboración

  1. En una olla grande, meter las patatas cortadas y cubrirlas con agua fría. Añadir una cucharada de sal.
  2. Poner la olla al fuego y cocer las patatas hasta que estén tiernas. Las patatas estarán en su punto cuando al pinchar con un cuchillo la punta del mismo entra sin mucho esfuerzo y al retirarla la patata se resbala sola.
  3. Cuando las patatas estén cocidas, escurrir y reservar.
  4. En una sartén, calentar el aceite de oliva a fuego medio y sofreír las cebollas hasta que estén tiernas. Reservar.
  5. En la misma sartén, dorar ahora la panceta sin aceite, pues será suficiente con la grasa que suelte la propia panceta.
  6. Cuando esté dorada, vuelve a añadir la cebolla a la sartén, salpimentar y añadir un chorrito de vino blanco. Remover bien y dejar que el alcohol se evapore por un par de minutos. Reservar.
  7. Precalentar el horno a 180 ºC
  8. En una fuente apta para horno, untar la base con un poco de crème fraîche y colocar una capa de patatas. Salar ligeramente y espolvorear con un poco de pimienta.
  9. Repartir encima de las patatas la mitad de la panceta con cebolla y la mitad de la crème fraîche.
  10. Colocar otra capa de patatas, dejando huecos. Salpimentar y después formar una última capa con el resto de la mezcla de panceta y cebolla y la crème frâiche.
  11. Raspar con un cuchillo la corteza del queso reblochon para eliminar la parte blanca y quitarle la etiqueta de parafina roja o verde que lleva pegada a la corteza.
  12. Partir el queso por la mitad a lo largo y cubrir bien toda la superficie con el queso con la corteza hacia arriba. El queso fundirá y se colará entre los huecos de las patatas.
  13. Hornear una media hora hasta que la superficie empiece a dorarse. Al final, si se necesita, se puede poner el horno en posición grill un par de minutos.
  14. Y ya está. Dejar reposar unos minutos y servir. ¡Buen provecho!


Sugerencias, trucos y consejos

  • La tartiflette se puede comerlo sola o acompañarla de una ensalada verde. Muchas veces se suele servir con un poco de charcutería. Para beber, vino blanco seco.
  • Las patatas también se pueden cortar en cubos de 1 cm de lado.
  • Puedes hacer también la tartiflette sin cebolla o sin panceta o sin ninguna de las dos.
  • No te pases con la sal. El queso y la panceta ya están salados.
  • Como seguro que el queso reblochon es difícil de encontrar en España, aunque yo lo he visto disponible en grandes superficies, puedes hacer la tartiflette con un queso que funda bien. El que más te guste. No obstante, en Francia, si no lleva queso reblochon no está permitido llamar al plato tartiflette.
  • En el blog encontrarás más recetas típicas de los Alpes para después de un día de esquí. Prueba las salchichas de saboya al vino blanco o mi versión de la tartiflette con chorizo.