Huevos escalfados. 5 reglas de oro para preparar fácilmente el huevo perfecto.
 

Un huevo escalfado, o poché, o pochado, no es difícil de elaborar en absoluto, siempre y cuando, claro está, se respeten al pie de la letra cinco reglas de oro. Vale, tiene más reglas que cuidar un gremlin, pero un huevo nunca te va a manipular vilmente para que no le escalfes bien. No como pasó en la película que al pobre protagonista los gremlins le manipularon de lo lindo para que no cumpliera alguna que otra regla. Así que, como eso no va a ocurrir, para hacer un huevo escalfado las reglas a seguir son éstas: 1) usa huevos lo más frescos posible; 2) nunca echar sal al agua de cocción (¡nunca! pues el agua salada evita que se coagule correctamente la clara del huevo); 3) añadir un poco de vinagre (que tiene el efecto contrario que nos daría la sal y es justo lo que queremos); 4) no llevar nunca el agua a ebullición (pues las burbujas evitarían que se cuaje bien formado) ; y 5) hacer girar el agua antes de echar el huevo (para que al echar el huevo su misma clara lo envuelva por inercia y quede bonito).

Me resulta curiosa la respuesta que recibo casi todas las veces que he hablado con algún francés sobre los huevos escalfados: “Mi abuela los hacía muy ricos”. ¿Tu abuela? Respuesta curiosa porque algo que en España yo tenía considerado como algo muy difícil de hacer y casi una rareza (vamos, que nunca me lo encontré en un menú del día), aquí resulta ser un plato de las abuelas. A ninguna de mis abuelas las he visto yo hacer huevos escalfados. Confirmado también por toda la infancia de padre y madre. No obstante, aquí en eso se quedó, en un plato de abuela, porque poca gente conozco yo  de mi edad que ahora haga los huevos así.

Para el que se haya preguntado, he de decir que sí, que durante el principio de mi estancia en Francia he hablado bastante de huevos escalfados con la gente. ¿Por qué? Pues porque es uno de los ingredientes que lleva una de las ensaladas de las que nunca me voy a cansar, junto con lardones y picatostes:  la ensalada lionesa (adivinad… ¿cuál es la siguiente entrada? ;)). Fue esa ensalada la que me animó a aprender a hacer huevos escalfados. Esa sería una manera para poder comerla muchas más veces, sobre todo cuando deje Francia. Así que, hasta que de verdad me decidí, mucha gente soportó lamentarme de mi cobardía delante de un huevo escalfado las muchas veces que pedía una ensalada lionesa en el restaurante. Pues mira tu por dónde, cuando por fin le eché valor, no sólo aprendí a hacer huevos escalfados, si no que también, con lo poco que se tarda, le he encontrado un hueco para esos muchos fines de semana en los que te levantas tarde y desayunarte uno de estos huevos te sienta genial.

Huevos escalfados. 5 reglas de oro para preparar fácilmente el huevo perfecto.

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 1 Tiempo: Dificultad: Fácil
 
Clasificado en: Huevos receta

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Genial tu post, me ha salido el huevo poché a la primera! Estamos preparando un brunch para celebrar mi cumpleaños y nos queda media hora y todavía no lo habíamos probado. No daba un duro por conseguirlo sin desperdiciar huevos pero tus explicaciones han sido fantásticas. En todas las webs explican el truco del papel film pero lo desaconsejo pues al calentarse el plástico libera sustancias tóxicas. Muchas gracias por tu ayuda!!!

    • estoyhechouncocinillas dice:

      Hola David!
      Muchas gracias a ti por tu comentario. Me alegro que te salieran bien los huevos pochados a la primera!
      Comparto contigo en que es mejor no calentar plásticos con la comida.
      Un saludo.

  2. carmen dice:

    Mi abuela los hacia , anda q pocos me comí y ahora ninguno como esos!! Voy a probar ;)
    Abuela te quiero

  3. Erika dice:

    Pues a mí tampoco me consta que mis abuelas escalfasen huevos… Muchas gracias por tus consejos, voy a probar esta misma noche tu receta

    Saludos!

  4. Ann dice:

    Muy bueno tu post. El huevo escalfado no es difícil y no es solo de abuelas, tienes razón. Tus explicaciones fueron muy claras, ya iba yo corriendo de la cocina a la computadora y viceversa sólo para leer el siguiente paso. Me ha salido a la primera, de hecho, lo acabo de terminar de comer con unas tostadas y jamón. ¡Delicioso!

  5. Ross dice:

    Que buen dato, Gracias

  6. rosario benavent dice:

    Cómo coneguir un huevo escalfado sin que pierda su forma y pueda pelarlo.
    Lo comí con una base de pisto . Buenísimo y la presentación muy original.

    • Damián dice:

      ¡Hola Rosario! Muchas gracias por el comentario. Me alegra que te guste. El huevo escalfado se hace sin la cáscara. Para que guarde lo máximo su forma, te recomiendo que utilices huevos muy frescos, cuya fecha de puesta sea muy reciente, y luego sigas al pie de la letra la receta aquí descrita.
      ¡Saludos!

  7. Marian dice:

    Verdaderamente se está perdiendo en parte la esencia de una cocina tradicional, ahora los huesos escalfados se introducen en un filtro con multitudes de acompañamientos. Pero no dejemos.de sentir que.
    nuestras abuelas tuvieron la base de la.cocina que ahora.tenemos.
    Gracias a tus consejos a mis 39 años seguiré enseñando a estas nuevas generaciones esta forma sana rica y sencilla de cocinar un huevo.
    Un saludo y gracias por aportarnos tu sabia receta.