Receta de ebi fry – 海老フライ(gambas con gabardina a la japonesa)

 

Cómo preparar gambas con gabardina a la japonesa, empanadas utilizando panko, el pan rallado típico japones. Receta fácil paso a paso. ¡Deliciosas!

Ebi fry

Las ebi fry, las gambas empanadas a la japonesa, han sido el motivo de decepción con mi restaurante de sushi favorito en Grenoble. En ese restaurante solía pedirme ebi fry casi siempre que iba hasta el día que descubrí que salían congeladas de la misma bolsa que venden aquí en las tiendas de comida asiática. No es que me moleste que sirvan producto pre-preparado y congelado, pero si voy a un restaurante japonés no me merece la pena pedirme algo que puedo hacer exactamente igual en casa, aunque normalmente, en lugar de sacarlas congeladas de una bolsa, las hago yo mismo tal y como os cuento en la receta de esta entrada. Sobre todo, desde que me he aprovisionado bien de panko, historia que dejo para otra entrada. Al restaurante no he dejado de ir porque sirven sushi con un salmón buenísimo, pero desde luego ya no pido más ebi fry allí.

Ebi fry
Imprimir

Receta de ebi fry – 海老フライ(gambas con gabardina a la japonesa)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  •  3 ó 5 gambas grandes por persona, depende si lo sirves como tapa o plato
  • Harina para rebozar
  • Huevo
  • Panko
  • Sake (opcional)
  • Fécula de patata (opcional)
  • Sal
  • Aceite suave para freír

Elaboración

  1. Pela las gambas dejando la parte final de la cola.  Retira también el intestino (el hilo negro), tirando de él con unas pinzas o sacándolo con un palillo por la espalda.
  2. Una vez peladas, mézcla las gambas en un bol con una cucharada de fécula de patata.
  3. Enjuágalas bien con agua fría y sécalas con papel absorbente.
  4. Haz unos cortes en el vientre para eliminar las curvas y que queden bien rectas.
  5. Marina las gambas en un chorrito de sake durante unos 15 minutos.
  6. Pása las gambas por harina, luego por huevo batido y luego panko
  7. Vuélvelas a pasar por huevo y panko otra vez.
  8. En una sarten, calienta el aceite.
  9. Cuando el aceite esté bien caliente (unos 170ºC), fríe las gambas en pequeñas tandas durante 2 ó 3 minutos o hasta que queden doradas (como las croquetas).
  10. Sírvelas enseguida.

Sugerencias, trucos y consejos

  • Puedes acompañarlas con una pequeña ensalada, o col cortada en juliana.
  • Es bastante habitual servirlas con salsa tártara o salsa para tonkatsu, pero también están buenas con salsa de soja, salsa para nems… o tu salsa preferida, incluso mayonesa también vale.
  • Utiliza un aceite suave para freír, como aceite de girasol o aceite de oliva suave.
  • Puedes ver el paso a paso de cómo limpiar gambas aquí.

 
Clasificado en: Pescados y Mariscos receta
Etiquetas:

Fuentes: Cooking with Dog, Just One Cookbook

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Paula dice:

    Ohh!!! A nosotros nos pasó aquí con el dim sum de un restaurante. Era idéntico al que vimos en el super chino, lo compramos, y así era. Solo que el del super costaba 3 euros el kilo, jajajaa

    Me llevo la receta, que en casa siempre tenemos panko, ¡nos encanta!

    A la espera queda ver tu batalla con él, espero que sea menos tensa que la mía para encontrar reblochon!

    • estoyhechouncocinillas dice:

      Pues no recuerdo el precio del kilo de ebi fry en la tienda, pero mejor no saberlo… No quiero llevarme el chasco… Je, je, je…
      Yo en España he visto reblochon en las grandes superficies. También se que en Madrid se puede encontrar en un par de tiendas de quesos de importación. Si quieres y estás por Madrid, te puedo enviar un correo con correo las direcciones.
      Un saludo.

      • Paula dice:

        No te preocupes, al final lo encontré :P La batalla fue porque, tras muchas semanas viéndolo en Hipercor y Carrefour, justo el finde que me animé con la tartiflette, no lo había en ninguna parte, ni en una tienda especializada en quesos.

        Y un par de semanas después, volvió a invadir todos los supermercados. Así que puedo imaginar tu historia con el panko como algo parecido, jajajaja

  2. J’adore l’utilisation du panko, la prochaine fois que je fais des fritures j’y pense :)