Receta de sopa de fresas

 

Cómo hacer sopa de fresas. Receta fácil paso a paso. Unas buenas fresas, sumergidas en su jugo con un ligero toque de vainilla. ¡Para comerlo a cucharadas!

Sopa de fresas

Imaginad que os coméis un postre de fresas, unas fresas dulces, sumergidas en su jugo, el cual denota un ligero toque avainillado y que, a su vez, este postre culmina de manera refrescante una buena comida. Pues si os gusta la idea, más os va a gustar prepararos esta sopa de fresas.

¿Quieres saber cómo hacer sopa de fresas?

La receta es muy fácil. Sólo hay que trocear las fresas y macerarlas con el resto de ingredientes.

Sopa de fresas
Imprimir

Receta de sopa de fresas

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 500 g de fresas, lavadas, sin el tallo y cortadas a lo largo en cuartos
  • Zumo de 1/2 limón o lima
  • 50 g de azúcar
  • 1 vaina de vainilla, cortada por la mitad a lo largo

Elaboración

  1. En un gran bol, mezcla todos los ingredientes, removiendo con cuidado.
  2. Tapa el bol o recúbrelo con film plástico y deja macerar en la nevera un par de horas para que las fresas suelen parte de su jugo.
  3. Una vez maceradas las fresas, retira la vainilla y en un cazo a fuego medio, calienta la mezcla de fresas unos 3 ó 4 minutos para espesar el caldo de fresas. No es necesario remover.
  4. Distribúyelo en vasitos individuales y déjalos enfriar.
  5. Cuando estén templados, guárdalos en la nevera al menos una hora antes de consumir (puedes cubrirlos con film plástico para que no mezclen olores ni sabores).
  6. Y ya está. Sírvela bien fría. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Puedes servir la sopa de fresas con una bola de helado de vainilla o del sabor que más te guste, o, incluso, un poco de nata montada.
  • Puedes ajustar la cantidad de azúcar según te guste.
  • Puedes añadir unas gotas de concentrado de vainilla a la maceración en lugar de utilizar la vainilla en vaina o sustituir parte del azúcar por azúcar vainillado.
  • Puedes sustituir la vainilla por un poco de menta a las fresas cuando las pongas a macerar. Deberás retirar la menta justo antes de cocer las fresas.
  • Si lo prefieres, puedes pasar las fresas por el chino, una vez calentadas.
  • Con esta receta puedes hacer una salsa de fresas que sirve para acompañar otros postres, como una tarta de queso, por ejemplo. Para ello, al principio corta las fresas en cuadraditos más pequeños, y una vez maceradas, reduce durante más tiempo el caldo para obtener un sirope más espeso.
  • ¡No te pierdas todas las recetas de fresas!

 
Clasificado en: Dulces y Postres receta
Etiquetas:

Ahora ya sabes cómo hacer sopa de fresas

¡Hasta la próxima receta!

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Hello Damián, ai bien reçu ton message via mon blog, ravie de faire ta connaissance ! Tu as crée là un blog haut en couleurs avec des recettes melting pot, tout comme j’aime !
    Ces petites fraises ainsi compotées sont certainement très savoureuses, et j’aime la suggestion de la menthe qui leur va si bien ..
    Bisouss et au plaisir de te lire.
    kiki

 
 
 
 
OVH