Receta de tarta de albaricoque y almendra. Cocina francesa

 

Cómo preparar una tarta de albaricoque y almendra. Receta fácil paso a paso. Una de las tartas francesas típicas del verano. ¡Está muy buena!

Tarta de albaricoque y almendra

¡Hola, cocinillas! Una de los postres típicos para estas fechas en Francia es esta tarta de albaricoque y almendra. A diferencia de otras tartas, como la tarta de fresas, los albaricoques se hornean para que suelten su jugo y acaben caramelizándose. Esta receta explica cómo hacer fácilmente esta deliciosa tarta siguiendo los tres pasos básicos, comunes a toda tarta de frutas: una base de masa quebrada, un relleno y fruta.

¿Quieres saber cómo hacer tarta de albaricoque y almendra?

Hace varios años, viendo un programa de cocina por la tele junto con una amiga que vino de visita a Grenoble, ella me comentaba lo fáciles y versátiles que son las tartas tarta de frutas. Por todos lados se pueden encontrar este tipo de tartas, y es muy común hacerlas en casa. Y mientras discutíamos esto, en la tele preparaban la clásica tarta de albaricoque y almendra. Una delicia.

Tarta de albaricoque y almendra
Imprimir

Receta de tarta de albaricoque y almendra. Cocina francesa

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 6-8 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

    1 masa quebrada dulce:
    • 120 g de harina
    • 60 g de mantequilla, bien fría
    • 1 huevo mediano
    • 1 chorrito de leche
    • 1 pizca de sal
    • 1 cucharada de azúcar
    • 1 kg de albaricoques, bien maduros y dulces
    • 20 cl de nata
    • 3 huevos medianos
    • 75 g de azúcar
    • 75 g de almendra molida
    • 1 vaina de vainilla, 1 cucharadita de esencia de vainilla o 1 sobre de azúcar vainillado
    • Almendras fileteadas para decorar
    • Azúcar glas para decorar
    • Mermelada de albaricoque para decorar

    Elaboración

    1. Prepara la masa quebrada:
      1. En un bol, mezcla la harina con la mantequilla, cortada en cubos y fría, hasta que tenga una consistencia arenosa.
      2. Añade el huevo, el chorrito de leche, el azúcar, la sal y mezcla bien.
      3. Amasa hasta que todo quede bien integrado. No amases durante mucho tiempo para que no pierda la consistencia quebradiza.
      4. Envuelve la masa en film plástico y resérvala al menos una media hora en la nevera.
      5. Una vez reposada, estira la masa lo suficiente como para cubrir un molde para tartas.
      6. Coloca la masa en el molde para tartas previamente engrasado con mantequilla y enharinado. Haz agujeros por toda la superficie con un tenedor. Coloca un círculo de papel de hornear en la base y llénala de legumbres o bolas de hornear.
      7. Hornea en horno precalentado a 175ºC por 20 minutos.
    2. Prepara los albaricoques:
      1. Lava los albaricoques con agua fría y sécalos bien.
      2. Córtalos por la mitad a lo largo y retírales el hueso. No es necesario perlarlos.
    3. Saca la base de masa quebrada del horno. Retira las bolas o legumbres y coloca en ella los albaricoques, formando círculos, primero en un sentido y luego en otro.
    4. Hornea durante 15 minutos.
    5. Prepara el relleno:
      1. En un bol, bate los huevos con la crème fraiche y el azúcar.
      2. Añade las semillas de vainilla y la almendra molida. Mezcla bien.
    6. Saca la tarta del horno, vierte el relleno con cuidado y espolvorea un poco de azúcar.
    7. Por último, hornea otra vez durante 45 minutos. Si se empiezan a quemar, cubre la tarta con una hoja de papel de hornear.
    8. Déjala enfriar. Para servir, puedes decorarla con azúcar glas y almendras fileteadas.

    Sugerencias, trucos y consejos

    • Puedes utilizar vainilla concentrada en lugar de la vaina de vainilla, o sustituir parte del azúcar por azúcar vainillado.
    • Puedes sustituir 2 ò 3 cucharadas de harina por cucharadas de almendra molida.
    • Evita en la medida de lo posible usar papel de aluminio para cubrir la tarta.
    • Puedes consultar una receta de masa quebrada usando un robot de cocina siguiendo el enlace.
    • Puedes pintar la tarta con un preparado a base de mermelada de albaricoque antes de decorarla. Para ello, mezcla 1 cucharada de mermelada de albaricoque con 50 ml de agua. Caliéntalo, y cuando empiece a hervir, pásalo por un colador fino de acero inoxidable para quitar los trozos grandes.
    • Elige bien los albaricoques. Es preferible que estén los menos ácidos posible.

     

    Ahora ya sabes cómo preparar una tarta de albaricoque y almendra.

    ¿Te ha gustado la receta? Si es así, no dudes en dejarnos unas cuantas estrellas 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

    Espero que te animes a probarla, porque ¡está muy buena!

    Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en Google+Pin it!

    ¡Hasta la próxima receta!

     
     

    Te puede interesar...

    Deja un comentario

    Notificación de

    Me encantan estas tartas tipo frangipane y similares, y con albaricoques son de mis favoritas.

    Todos los años cuando se acerca el verano hago alguna tartita de frutas y un clafoutis, y este año no ha caído ninguno de los dos, ¡qué desastre! Y yo ya casi he dado vacaciones al horno. Pero como dice tu amiga, son tan versátiles que se puede guardar para otoño :P

    Clara Fabien

    merci pour le partage. J’adore !!

    wpDiscuz