Receta de tomate frito casero (receta fácil)

 

Cómo preparar tomate frito casero. Receta fácil paso a paso. Si es casero, mucho mejor. Con consejos sobre cómo hacer conserva de tomate frito.

Tomate frito casero (receta fácil)

Cómo hacer tomate frito casero. Si alguna vez habéis mirado un foro en Internet sobre qué alimentos son los que más echan de menos los emigrados fuera de España, os sorprendería como a mi descubrir que muchos, a parte del jamón, echan en falta los botes o bricks de salsa de tomate frito en las estanterías de los supermercados. Totalmente cierto. En muchos países, en los que incluyo Francia, la salsa de tomate frito no existe. No obstante, preparar un tomate frito casero es extremadamente fácil para hacerlo tanto por los que se quedaron, como por los que por fortuna o necesidad se tuvieron que marchar.

¿Quieres saber cómo hacer tomate frito casero?

Aquí te dejo la receta. Además de la salsa de tomate, al final encontrarás también cómo hacer conserva de tomate frito.

Tomate frito casero (receta fácil)
Imprimir

Receta de tomate frito casero (receta fácil)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 kg de tomates maduros
  • 4 cucharadas de aceite
  • 1 hojas de laurel grande
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • Sal y pimienta al gusto

Elaboración

  1. Lava muy bien los tomates, quítales el pedúnculo y córtalos en trozos pequeños.
  2. Pon a calentar una sartén con el aceite de oliva y cuando esté caliente, añade el tomate troceado, el azúcar y la hoja de laurel.
  3. Deja reducir a fuego lento durante unos 30 minutos, removiendo de vez en cuando.
  4. Retira la hoja de laurel y tamiza la salsa con un pasapurés o un chino para eliminar la piel y las pepitas.
  5. Vuelve a calentar la salsa de tomate una vez tamizada, hasta que reduzca y adquiera la consistencia deseada.
  6. Finalmente, ajusta de sal y pimienta, mezclando bien y probando a cada rectificación.
  7. Y ya está.

Sugerencias, trucos y consejos

  • El azúcar ayuda a reducir la acidez a la salsa de tomate.
  • Se pueden utilizar tomates en conserva, o, incluso passata italiana, que ya viene triturada y sin piel ni pepitas.
  • Puedes aromatizar la salsa de tomate frito con otras hierbas, como tomillo, albahaca o romero.
  • Se puede guardar varios días en el frigorífico.
  • ¿Cómo envasar al vacío tomate frito casero? Si cocinas mucha cantidad, puedes embotarlo. Para ello:
    1. Hierve los botes de cristal unos 20 minutos para estirilizarlos. Déjalos escurrir.
    2. Rellénalos completamnete de tomate frito todavía caliente. Ciérralos aún calientes .
    3. Dales la vuelta para comprobar que el vacío se ha efectuado correctamente y estan bien cerrados de manera hermética.
  • Una de las variaciones más comunes de esta salsa consiste en pochar en el aceite de oliva una cebolla pequeña, pelada, lavada y cortada en trozos pequeños, y eventualmente 1 diente de ajo bien picado, antes de añadir el tomate. En este caso no es necesario añadir azúcar, ya que la cebolla contrarrestará la acidez del tomate.
  • Otra variación más: puedes pochar también junto con la cebolla medio pimiento verde cortado en trozos pequeños. En este caso, a mi me gusta utilizar pimientos verdes italianos.
  • Para que la salsa de tomate frito no pierda el color rojizo es absolutamente necesario utilizar un colador chino o un pasapurés. Nunca pasar la salsa por la batidora. Yo tengo un pasapurés en acero inoxidable que utilizo junto con la lámina más fina.
  • Puedes utilizar esta salsa de tomate frito casero para preparar un conejo con tomate, un bacalao con tomate o un plato de pasta con salsa de tomate.

 
Etiquetas:

Ahora ya sabes cómo hacer tomate frito casero.

¡Hasta la próxima receta!

 

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Notificación de

Suelo comer las berengenas fritas con miel de caña. En el tomate frito nunca me dió por mojarlas.
Tal vez sea muy buena la idea…Síiiiiiii.
Gracias por la receta, chef!

wpDiscuz