Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Cómo preparar cebolla caramelizada (receta fácil)

Receta de cebolla caramelizada (receta fácil)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 4 cebollas
  • 1 cucharadas de aceite de oliva suave
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • Sal

Elaboración

  1. Pela y lava las cebollas. Córtalas primero por la mitad y luego en tiras de al menos medio centímetro de espesor. Deshecha la parte más dura del tallo.
  2. En una sartén grande, calienta el aceite de oliva y la mantequilla a fuego bajo.
  3. Añade las cebollas y remueve para que se mezclen bien con el aceite y mantequilla.
  4. Déjalas reducir a fuego lento, removiendo cada 5 minutos para que no se quemen, durante al menos una hora o hasta que cojan el punto caramelizado que desees. Pruébalas siempre.
  5. Añade el vinagre balsámico y la sal. Mezcla bien y deja reducir 5 minutos más.
  6. Y ya está. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Puedes añadir una cucharada de azúcar blanco o moreno cuando hayan caramelizado para resaltar el gusto a caramelo.
  • Puedes sustituir el vinagre balsámico por vinagre de vino blanco o por un poco de agua.
  • Se conservan bastante bien durante una semana guardadas en un bote bien cerrado en la nevera. También admiten congelación.
  • Ten cuidado de no hacer tiras de cebolla muy finas.
  • Si tus cebollas son muy grandes, quizá necesites un poco de aceite más.
  • Es mejor escoger una sartén grande, en la que las cebollas no hagan una capa muy gruesa, ya que así se caramelizarán antes en lugar de cocerse en el agua que suelten.
  • Puedes utilizar la cebolla caramelizada para hacer una hamburguesa, una quiche, sobre unas tostas de solomillo…
  • Puedes acelerar el proceso, calentando las cebollas en el microondas durante unos 5 minutos.
  • Una vez retiradas las cebollas, puedes añadir un poco de agua a la sartén y calentar, para recoger los jugos que se han quedado pegados a la sartén. Yo no suelo hacerlo, porque añades a las cebollas todo lo que se quema en el fondo.