Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Receta de fabada asturiana fácil. Cocina tradicional

Receta de fabada asturiana. Cocina tradicional

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 400 g de fabes de la granja
  • 1 chorizo asturiano
  • 1 morcilla asturiana
  • 150 g de panceta ahumada
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 ó 2 hojas de laurel
  • 2 ó 3 hebras de azafrán (opcional)
  • Sal

Elaboración

  1. La noche anterior, introduce las fabes en un bol grande y cúbrelas con agua fría. Déjalas remojar de 8 à 12 horas.
  2. Escurre las fabes y lávalas un poco con agua fría.
  3. Colócalas en una olla y cúbrelas con agua fría.
  4. Cuando empiece a hervir, hay que asustar las fabes, esto esañadir un buen chorro de agua fría para cortar la cocción.
  5. Introduce ahora el chorizo, la morcilla, la panceta, el laurel, la cucharadita de pimentón y las hebras de azafrán machacadas.
  6. Deja cocer a fuego medio-bajo durante unas 3 horas. Durante la cocción asusta las fabes un par de veces más con agua fría. También si consideras que necesita más caldo.
  7. Cuando las fabes estén blandas, retira el chorizo, la morcilla y la panceta.
  8. Trocea la panceta y corta en rodajas el chorizo y la morcilla.
  9. Añade sal al gusto a las fabes y vuelve a incorporar el chorizo, la morcilla y la panceta. Retira el laurel.
  10. Deja cocer unos 2 ó 3 minutos más.
  11. Y ya está. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • La fabada asturiana se puede consumir recién hecha o al día siguiente, ya que admite muy bien el recalentado.
  • Puedes añadir un par de dientes de ajo, una cebolla y un chorrito de aceite de oliva virgen extra al guiso. Aunque yo prefiero no utilizarlo.
  • Puedes añadir también hueso de jamón, un trozo de lacón y/o aumentar las cantidades de chorizo y morcilla a tu gusto.
  • Si quieres hacer una versión más ligera de la fabada, desgrasa antes el chorizo y la morcilla cociéndolos en un cazo a parte y añadiéndolos a mitad de la cocción.
  • ¿Y qué tal un arroz con leche asturiano de postre?