Receta de magret de pato en salsa de granada
 

Cómo preparar un magret de pato en salsa de granada. Receta fácil paso a paso. Esta pieza de ave combina muy bien con salsas ligeramente dulce. ¡Buenísimo!

Magret de pato en salsa de granada

Esta receta describe cómo preparar un magret de pato en salsa de granada. El magret está ya bastante rico por si sólo, pero combina también muy bien con salsas con un toque un poco dulce. Así que aprovechando la temporada de granadas podemos hacer esta receta de magret con salsa de granadas. Súper fácil, ya que consiste en simplemente asar el magret a la plancha y añadirle un reducción de zumo de granada.

Y a vosotros, ¿os ha gustado el magret de pato en salsa de granada? ¿Habéis probado la salsa de granada anteriormente? Si os apetece, podéis dejar un comentario después de la receta.

Magret de pato en salsa de granada

Receta de magret de pato en salsa de granada

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil
 

 

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Paula dice:

    Todavía no he probado esa manera de cocinar el pato de empezar desde frío, pero me llama mucho la atención.
    Supongo que, con lo que me costó dar con el punto (cuántos magrets demasiado crudos, demasiado hechos, y cuantas veces habremos encendido el horno en el último momento para terminar ahí), me cuesta probar una forma nueva.

    Pero la próxima vez que lo haga, tengo pendiente usar ese método.
    Me encanta esta receta con la salsita de granadas, de hecho, siempre que compramos granadas en casa para alguna otra cosa, y necesitamos pocos granitos, ¡acabamos preparando pato para el resto!

    Fíjate sí me gusta el pato con ese toque dulce, que una de las recetas que más preparo es una que encontré como pato à l’Aquitaine (y lo sigo llamando así, aunque yo por esa zona nunca encontré ese plato en ningún restaurante), que lleva una reducción con vinagre balsámico y azúcar de vainilla.

    Lo de las patatas salteadas en grasa de pato ya sí que completa el plato, ¡¡me encantan!! :D

    • A mi lo que más me gusta de cocinar el pato desde frío es que simplemente hay que poner el magret al fuego y esperar. Es la mejor manera que he encontrado para conseguir una piel crujiente y que no tenga demasiada grasa. Si ten animas, ¡cuéntame qué tal te salió!
      He probado el magret con balsámico, pero no con el toque de vainilla. Aunque sólo de pensarlo, ¡se me hace la boca agua!

      Un saludo y gracias por tu comentario :-D :-D :-D