Receta de tarta de calabaza (pumpkin pie)

 

Cómo preparar una tarta de calabaza. Receta fácil paso a paso. El pumpkin pie típico de los Estados Unidos y que se consume en Halloween y Acción de Gracias

Tarta de calabaza (pumpkin pie)

¿Habéis probado la tarta de calabaza? Hace poco, comenté que por estas fechas la primera receta que suelo preparar con calabaza es una crema. Pues bien, la segunda muchas veces es la tarta de calabaza.  El pumpkin pie típico de los Estados Unidos y que se suele consumir en las fiestas de Halloween y Acción de Gracias. De una manera sencilla, se podría explicar que hacer una tarta de calabaza o pumking pie es como hacer una quiche dulce de puré de calabazas con especias. Y en cuanto a las especias, a mi me gusta más sólo con canela y jengibre. Puede encontrarse con otras como clavo o nuez moscada que las dejo como opcionales en la descripcion. A vosotros os toca hacer el test. Lo que sí puedo decir es que con nata montada por encima está divina.

Tarta de calabaza (pumpkin pie)
Imprimir

Receta de tarta de calabaza (pumpkin pie)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 masa quebrada dulce
  • 400 g de calabaza
  • 125 ml de nata líquida
  • 100 g de azúcar moreno fino
  • 3 huevos grandes
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 pizca de clavo molido (opcional)
  • 1 pizca de nuez moscada (opcional)
  • 20 ml de nata para montar
  • 1 cucharada de azúcar glas

Elaboración

  1. Pela la calabaza y córtala en trozos. Retírale las pipas si las tuviera.
  2. Hierve la calabaza unos 30 minutos hasta que esté blanda.
  3. Precalienta el horno a 175ºC, calor arriba y abajo.
  4. Cuando la calabaza esté blanda. Escúrrela bien tritúrala a través de un pasa purés a manivela.
  5. En un gran bol, bate los tres huevos junto con el azúcar moreno.
  6. Añade la nata líquida, el puré de calabaza y por último las especias. Mezcla bien.
  7. Engrasa con mantequilla y enharina un molde de unos 26 cm de diámetro.
  8. Coloca la masa quebrada estirada dentro del molde y recorta los bordes sobrantes.
  9. Vierte la mezcla de calabaza sobre la masa quebrada.
  10. Hornea a media altura durante unos 35 ó 40 minutos. Comprueba que está hecho insertando la lámina de un cuchillo más o menos a mitad de camino entre el borde y el centro de la tarta. Si el cuchillo sale limpio, la tarta está ya horneada.
  11. Sácala del horno y déjala enfriar completamente.
  12. Para preparar la nata montada, utiliza nata para montar muy fría y unas varillas o batidora de varillas eléctrica. Cuando esté casi montada, añade la cucharada de azúcar glas y termina de montar.
  13. Y ya está. Sirve una porción de tarta de calabaza con una cucharada de nata montada por encima. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Como ya he dicho antes, la tarta de calabaza se puede preparar con especias como clavo y nuez moscada. A mi me gusta más sólo con canela y jengibre.
  • Puedes consultar cómo preparar la masa quebrada siguiendo el enlace.
  • Puedes sustituir la nata líquida por leche evaporada.
  • Los tiempos de cocción pueden variar según el horno.

 
Etiquetas:
 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Paula dice:

    A ver, probando!! :P

    Ayer compré calabaza para hacer tu tarta. Una vez hice una, pero muchas que se ven en los blogs americanos salen un poco altas, y me resultan luego demasiado pesadas y demasiado crema. Así que siempre acabo preparando un bizcocho o algo así con la calabaza.

    La tuya es bajita, así que este año me animo otra vez, este finde la haré, que voy a ver a mis padres, y a mi padre le va a encantar :)

    Estoy pensando además en hacer algo… Echar una capita de azúcar y darle con el soplete, ¡¡no sé cómo lo verás!!

    PD: También compré salmón porque me encantó tu ensalada, y últimamente estoy de lo más vaga. Con lo que me gusta el salmón ahumado, como solo lo usamos en canapés, y estos cansan al segundo, solo lo compro si hay que hacer cantidades industriales de canapés, así que me ha venido estupenda.
    PPD: En cuanto a lo de usar dulces en ensaladas que comentabas, a mí me encanta, y te doy uno que me chifla. En una ensalada que lleve manzanita y nueces, con una vinagretita de miel, en lugar de poner picatostes de pan, hacerlos con lebkuhen (en mi caso el que usé tenía también naranja).

    • ¡Qué bien que te animes a hacer la receta! Seguro que la capa caramelizada que propones le queda de muerte.

      PD: Pues yo lo suelo usar bastante, en quiches, cakes, gratinados de patata o pasta… aunque también cuando lo maino en casa me lo suelo comer casi sólo, con un chorrito de aceite y unas gotas de limón. ¡De vicio!

      PPD: Pues nunca había visto usar un pan dulce para hacer picatostes. Suena bien. ¡Habrá que probar!

      Muchas gracias por tu comentario, Paula, y por tu ayuda a resolver los problemas del blog :-D

      Un abrazo.

      • Paula dice:

        No es por molestar, es que estaba preparando la calabaza, y venía a ver si colabas el puré para sacar el exceso de líquido.

        Y ya que estaba, al revisar las cantidades (me lo anoto en libretas de papel, y ya sabes, se te puede ir la mano), he visto que pones que montas 20 ml de nata, o estabas muy light, o te falta un 0 :P

        Un saludito!!
        PD: Ya te contaré el resultado, no sé si la hornearé esta noche o mañana, que quiero dejar escurriendo el puré, por si tiene que soltar agua.