Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Cómo cocer gambas y langostinos

Cómo cocer gambas y langostinos

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • Gambas
  • Agua
  • Hielo
  • Sal

Elaboración

  1. Lo primero de todo, deberás asegurarte que las gambas estén limpias, es decir que les hayan retirado ya o no el intestino.
    • Si están frescas no hay ningún problema, separa un poco la cabeza y tira del intestino con unas pinzas.
    • Si están congeladas y no están limpias, deberás forzosamente descongelarlas y limpiarlas. O cocerlas sin limpiar.
  2. Si las gambas son congeladas, mételas antes en agua caliente durante unos 5 minutos. Si no, continúa con el paso 3.
  3. En una olla grande, pon a calentar 2 ó 3 litros de agua a fuego fuerte.
  4. Cuando el agua hierva, añade unos 25 g de sal por litro. Remueve para disolver la sal.
  5. Espera a que el agua vuelva a hervir y añade las gambas. Reduce el fuego a medio-alto.
  6. Continúa la cocción hasta que las gambas empiecen a flotar, lo que no debería llevar más de 3 ó 4 minutos.
  7. Si las gambas son congeladas, déjalas cocer de 5 à 10 minutos más dependiendo del tamaño, evitando que el agua hierva muy fuerte. Puedes probar una en caliente, para comprobar si ya están.
  8. Mientras las gambas están cociendo, prepara un bol grande con agua, sal y hielo.
  9. Cuando las gambas estén cocidas, sácalas del agua caliente directamente al bol con agua fría.
  10. Déja enfriar las gambas y escúrrelas.
  11. Y ya está.  Justo antes de servir, añádeles un poco más de por encima. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Sírvelas sobre una cama de lechuga, con unas rodajas de limón y acompañadas de salsa rosa. También las puedes usar para hacer cóctel de gambas o añadirlas a tus ensaladas.
  • Si deseas descongelar las gambas, conviene hacerlo sin usar micro-ondas, dejándolas fuera de la nevera 1 ó 2 horas antes de cocer. No más.
  • Se conservan en la nevera tapadas con un trapo limpio y húmedo. La sal se añadirá siempre antes de consumir.
  • El agua fría ayuda sobre todo a que las gambas se pelen fácilmente.
  • Si conservas mucho tiempo las gambas en la nevera antes de cocinarlas, es posible que la cabeza de las gambas enegrezca un poco. Esto es normal. A veces se les añade un producto que evita que ésto ocurra.