Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Receta de macarrones gratinados al horno

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 400 g de macarrones
  • 1 kg de tomates maduros (u 800 g de tomate en conserva)
  • 200 g de queso emmental rallado
  • 2 cucharadas de creme fraîche (opcional)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 ó 2 hojas de laurel
  • 1 cucharada de sal gorda
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. Prepara la salsa de tomate frito:
    1. Trocea los tomates..
    2. Calienta 4 cucharadas de aceite de oliva en una sartén a fuego medio bajo.
    3. Sofríe los tomates, junto con la cucharadita de azúcar y las hojas de laurel durante unos 25 ó 30 minutos o hasta que hayan reducido.
    4. Tritura el tomate usando un pasa purés. Ajusta de sal y pimienta.
    5. En este momento puedes mezclarlo con un par de cucharadas de crême fraîche si lo deseas.
    6. Resérvalo.
  2. Cuece la pasta:
    1. En una gran olla, calienta 3 ó 4 litros de agua a fuego fuerte.
    2. Cuando el agua empiece a hervir, añade 1 cucharada colmada de sal gorda.
    3. Este es un buen momento para poner a precalentar el horno en posición grill.
    4. Una vez que el agua hierva de nuevo, añade los macarrones y cuécelos al punto al dente, 1 minuto menos que el tiempo indicado en el paquete.
  3. Gratina los macarrones:
    1. Vuelve a calentar el tomate frito si se ha quedado frío a fuego medio-alto.
    2. Mezcla los macarrones con el tomate frito y colócalos en una fuente para horno o platos individuales.
    3. Espolvorea generosamente de queso emmental rallado.
    4. Gratina los macarrones en el horno precalentado a media altura hasta que el queso esté dorado a tu gusto.
  4. Y ya está. Sírvelos enseguida. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Si utilizas tomates en conserva, reducirlos junto con su líquido.
  • Añade otras especias a la salsa de tomate frito. Yo suelo utilizar muchas veces una ramita de tomillo, que queda muy bien.
  • Combina la salsa de tomate con unos tacos de jamón serrano, o dados de jamón cocino, trocitos de chorizo, lardones de panceta o bacon salteados, atún desmigado o salchichas.
  • Incluso puedes darle un toque picante con una pimienta de Cayena.
  • Puedes consultar una receta más detallada para preparar la salsa de tomate frito siguiendo el enlace. O te puedes atrever con un tomate frito con verduras.

Y a vosotros, ¿os gusta el queso gratinado? ¿Haríais estos macarrones al horno?