Receta de patatas hasselback

 

Cómo preparar patatas hasselback. Receta fácil paso a paso. Unas patatas suecas al horno para acompañar carnes o pescados al horno o a la plancha

Patatas hasselback

Esta entrada describe la receta para preparar patatas hasselback. Unas patatas al horno para utilizarlas como acompañamiento para asados o guisos de carne o pescados al horno o a la plancha, por ejemplo. La receta es de origen sueco y admite variaciones, dependiendo de las especias que utilices o de los ingredientes extra, como queso o bacon, que le añadas. La versión de patatas hasselback que yo más suelo hacer lleva unas hojas de laurel y ajo. ¡Quedan riquísimas! ¿Queréis saber cómo las preparo? ¡Vamos allá!

Patatas hasselback
Imprimir

Receta de patatas hasselback

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 4 patatas ovaladas y más o menos del mismo tamaño (de unos 100 g cada una más o menos)
  • Hojas de laurel (o romero)
  • 1 ó 2 dientes de ajo
  • Flor de sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Cebollino o perejil picado
  • Aceite de oliva

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.
  2. Lava bien las patatas.
  3. Corta una rodaja fina a lo largo para hacer una base y poder apoyar la patata sobre la tabla de cortar sin que ésta se mueva.
  4. Ahora, coloca la patata sobre la base plana y córtala en rodajas de más o menos medio centímetro de espesor, pero sin llegar al fondo. Es decir, no debe separarse de la patata. (*)
  5. Coloca las patatas en una bandeja para horno.
  6. Añádeles un chorrito de aceite de oliva por encima, sazonar al gusto con la sal y la pimienta.
  7. Introduce en cada patata unas dos o tres hojas de laurel entre las rodajas.
  8. Hornea las patatas durante 30 minutos.
  9. Mientras tanto, pela y lava los ajos. Machácalos en un mortelo y mézclalos con un chorrito de aceite.
  10. A los 30 minutos de horneado, pincela la superficie de las patatas con la mezcla de ajo y aceite.
  11. Horena durante 15 minutos más o hasta que la superficie entre las rodajas quede dorada a tu gusto.
  12. Y ya está. A la hora de servir, espolvorea con cebollino o perejil picado. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Sirve las patatas hasselback como acompañamiento.
  • En lugar de laurel, puedes utilizar otras hierbas como romero y/o tomillo.
  • (*) Para hacer el corte de las patatas más fácil, coloca un par de palillos chinos a los lados de la patata para impedir que el cuchillo llegue al fondo.
  • Puedes utilizar aceites perfumados como aceite picante o aceite de ajo para pincelar las patatas a mitad del horneado.
  • Si lo prefieres, las patatas hasselback se pueden hornear también peladas.
  • Puedes preparar las patatas hasselback con trocitos de bacon o jamón, queso rallado e, incluso, servirlas con un poco de crema agria por encima.

 
Etiquetas:

Y vosotros, ¿habéis probado las patatas hasselback? ¿Qué ingrediente extra le pondríais?

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *