Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Risotto de gorgonzola

Receta de risotto de gorgonzola

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 250 g de arroz (arborio o carnaroli)
  • 1 cebolla pequeña
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 150 g de queso gorgonzola
  • 1 litro de caldo de verduras (o pollo)
  • 50 g de mantequilla
  • 100 ml de vino blanco
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. Lo primero de todo es poner a calentar el caldo en una cacerola a fuego medio-bajo, para mantenerlo caliente mientras se prepara la receta.
  2. Quitarle la corteza al queso gorgonzola y cortarlo en cubos.
  3. Pelar la cebolla y picarla finamente.
  4. En una sartén a fuego medio, calentar el aceite de oliva y la mitad de la mantequilla.
  5. Cuando el aceite esté caliente y la mantequilla derretida, sofreír la cebolla unos minutos a fuego medio-bajo hasta que se vuelva translúcida.
  6. Añadir el arroz y mezclar bien. Salpimentar al gusto, pero no mucho, porque el queso gorgonzola puede estar bastante salado.
  7. Verter el vino blanco, remover, y dejar que el alcohol se evapore.
  8. Añadir un cucharón de caldo caliente en el arroz y remover constantemente hasta que el arroz absorba todo el líquido.
  9. Repetir el paso anterior hasta que el arroz esté a su gusto. Puede tomar de 15 a 20 minutos.
  10. Retirar del fuego, añadir la mantequilla restante y gorgonzola en el arroz. Mezclar hasta que todo esté bien integrado.
  11. ¡Y ya está! Servir inmediatamente. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Justo antes de servir, el risotto de gorgonzola se puede espolvorear con un poco de perejil o cebollino picado.
  • Para comprobar si el arroz ya está cocido, el mejor método es probarlo cuando ha absorbido el caldo. Normalmente, se tarda unos entre 15 y 20 minutos, dependiendo del tipo de arroz.
  • El arroz de un risotto se debe remover casi sin parar durante su coccón para que suelte el almidón y quede con la textura cremosa característica de los risottos.
  • Si te apasiona el queso, añade un poco más de queso gorgonzola, pero tampoco mucho. Prueba, también, a variar el queso, como un poco de roquefort, cabrales o cualquier otro queso azul. Si los quesos son fuertes de sabor, deberás añadir menos.
  • Para hacer el risotto de gorgonzola, se puede sustituir el caldo de verduras por caldo de pollo.
  • En el blog encontrarás más recetas de risottos. Prueba el risotto de setas shiitake. ¡Delicioso!