Icono de RSSfollow us in feedlyIcono de FacebookIcono de TwitterIcone de Google PlusInstagramIcono EmailIcono Pinterest

Receta de charlota de fresas (charlotte aux fraises)

 

Cómo preparar una charlota de fresas. Postre francés relleno de fresas y mousse recubierto de bizcochos de soletilla. Receta fácil paso a paso.

charlota de fresas

La charlota, charlotte o carlota es un dulce francés que se caracteriza por estar recubierto por fuera de bizcochos de soletilla y relleno de frutas y de una mousse o crema. La receta en esta entrada explica cómo preparar una charlota de fresas, esto es, rellena de fresas y mousse de fresa.

¿Quieres saber cómo hacer una charlota de fresas (charlotte aux fraises)?

Para preparar una charlota necesitamos un molde redondo alto en el que quepan los bizcochos de pie. Existen moldes específicos para charlota, que ya vienen con las guías para colocar los bizcochos, aunque no son estrictamente necesarios. La preparación es muy sencilla, primero colocamos los bizcochos dentro del molde, luego hacemos una mousse de fresa con la que rellenamos el molde y por último, dejamos enfriar para que la mousse adquiera firmeza.

La charlota de fresas es un dulce que se sirve frío y que, al estar rellena de mousse, es bastante ligero. Es una buena opción como postre o para acompañar una taza de té o café la tarde del domingo. ¿Quieres saber cómo elaborar una charlota de fresas? Aquí está la receta. ¡Vamos a allá!

charlota de fresas
Imprimir

Receta de charlota de fresas (charlotte aux fraises)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 6-8 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 500 g de fresas
  • 100 g de azúcar
  • 25-30 bizcochos de soletilla
  • 400 ml de nata para montar (bien fría)
  • 4 hojas de gelatina
  • Zumo de 1/2 limón
Para el almíbar:
  • 100 g de mermelada de fresas
  • 200 ml de agua
Material:
  • Un molde redondo de 18 centímetros de diámetro y 10 cm de alto.

Elaboración

  1. Lo primero de todo es poner en remojo las hojas de gelatina en agua fría para hidratarlas unos 10 minutos.
  2. Preparar el almíbar:
    1. Tamiza la mermelada de fresas a través de un colador fino en acero inoxidable.  Puedes ayudarte del pilón de un mortero para facilitar el trabajo.
    2. En un cazo, mezcla la mermelada tamizada junto con el agua y llévalo a ebullición.
    3. Déjalo hervir un par de minutos y retíralo del fuego. Reservar.
    4. Si lo deseas, puedes perfumar el almíbar con un poco de alcohol.
  3. Preparar la mousse de fresa:
    1. Lava las fresas y quítales el pedúnculo.
    2. Tritura 300 g de fresas junto con el azúcar y el zumo de medio limón.
    3. Tamizar el puré de fresas a través de un colador fino en acero inoxidable.
    4. Calienta medio vaso de puré de fresas. Debe estar caliente pero sin que llegue a hervir.
    5. Escurre muy bien la gelatina, presionando con las manos, y agrégala al puré de fresas caliente. Remover hasta que se haya disuelto por completo, mezclar con el puré de fresas frío y dejar enfriar.
    6. Monta la nata hasta que esté semimontada.
    7. Incorpora la nata semimontada al puré de fresas en tres veces mezclando con movimientos envolventes de abajo al centro. Reservar.
  4. Montaje:
    1. Cubre la base del molde con 2 o 3 bizcochos de soletilla, con la parte plana hacia afuera. Cada bizcocho hay que mojarlo en el almíbar de fresa por la parte que queda al interior.
    2. Coloca una fila de bizcochos de pie alrededor del molde con la parte abombada hacia el exterior. Cada bizcocho hay que mojarlo en el almíbar por la parte que queda en el interior.
    3. Realiza el paso anterior con cuidado para que los bizcochos queden lo más rectos posibles. Cuando los tengas todos colocados, revisa el interior para corregir los que estén muy torcidos.
    4. Ahora reserva unas 5 ó 6 fresas para la decoración final  y el resto, córtalas en trocitos.
    5. Rellena ⅓ del molde con mousse de fresa, luego añade la mitad de las fresas troceadas, otra capa de mousse de fresa, más fresas troceadas y una última capa de mousse.
    6. Cubre la superficie con más bizcochos de soletilla, con la parte plana hacia afuera y mojados en almíbar por el otro lado.
    7. Forrar la superficie con film plástico y deja reposar la charlota de fresas al menos un par de horas en la nevera, para que la mousse coja firmeza. Mejor si es de un día para otro.
  5. Y ya está. En el momento de servir, desmoldar y decorar con el resto de fresas. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Acompaña tu porción de charlota de fresas con un poco de nata montada.
  • La nata para montar tiene que estar bien fría. Es aconsejabla guardarla en el congelador una media hora antes de utilizarla.
  • Perfuma el almíbar con un poco de licor de fresas o kirch.
  • Para hacer el almíbar, se puede utilizar azúcar en lugar de mermelada de fresas.
  • En lugar de fresas, puedes utilizar la fruta que te apetezca.

 
Etiquetas:

Ahora ya sabes cómo hacer una charlota de fresas

¡Hasta la próxima!

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Notificación de
wpDiscuz