Icono de RSSfollow us in feedlyIcono de FacebookIcono de TwitterIcone de Google PlusInstagramIcono EmailIcono Pinterest

Receta de crema catalana

 

Cómo elaborar crema catalana. Una crema perfumada con limón y canela, con una superficie caramelizada. ¿Te atreves a hacerla? Receta fácil paso a paso.

crema catalana

La crema catalana, o crema quemada, es un postre originario de Cataluña,  tal y como su nombre indica, aunque ahora es bastante popular en todo el país.

¿Quieres saber cómo hacer crema catalana?

La crema catalana es como una crema pastelera, perfumada con limón y canela. Se parece mucho a la crème brûlée, postre típico francés, con algunas diferencias en los ingredientes y método de preparación.  Por ejemplo, la versión francesa se perfuma con vainilla y se cuece al baño maría.

Hay que decir que la crema catalana fue en su día un postre reservado para días fiesta, de ahí que sea el postre del sía de Sant Josep (San José), el 19 de marzo. Hoy en día no es necesaria ninguna excusa para poder comer crema catalana. Y si además nos la preparamos en casa, con ingredientes frescos, nada de polvos, mejor que mejor.

Aquí está la receta:

crema catalana
Imprimir

Receta de crema catalana

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 6 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 l de leche entera
  • 8 yemas de huevo
  • 200 g de azúcar
  • 1 limón
  • 1 palo de canela
  • 40 g de almidón de maíz (maicena)
  • Más azúcar para caramelizar la superficie

Elaboración

  1. Pelar el limón teniendo cuidado de no llegar a la parte blanca.
  2. En un cazo, poner la leche a hervir con la mitad del azúcar disuelta, la canela en 2 o 3 trozos y la ralladura de limón.
  3. Una vez que la leche rompa a hervir, retirar del fuego rápido, tapar y dejar reposar durante 10 minutos.
  4. En un bol grande, batir las yemas con el azúcar restante hasta que obtener una crema amarillo muy claro.
  5. Disolver la maicena en la mezcla de huevo.
  6. Colar la leche usando un colador fino para eliminar los trozos de canela y la ralladura de limón.
  7. Incorporar la leche a los huevos, poco a poco y sin dejar de remover.
  8. Volver a colocar la mezcla en el mismo cazo, usando otra vez el colador para quitar cualquier resto de huevo cuajado.
  9. Llevar de nuevo al fuego y cocer a fuego medio-bajo, hasta que espese y desaparezca la espuma. Remover casi constantemente y evitar que la crema hierva.
  10. Retirar del fuego y seguir removiendo 1 minuto más. Este paso ayuda a que el calor residual no queme la crema.
  11. Distribuir la crema catalana en moldes individuales de cerámica o cazuelitas de barro.
  12. Dejar templar.
  13. Cubrir con film plástico en contacto con la superficie para evitar que se seque y enfriar durante unas horas. Bien fría está mucho mejor.
  14. Para servir, sacar de la nevera, quitar el film plástico y espolvorear una fina capa de azúcar por toda la superficie.
  15. Quemar enseguida con un soplete de pastelería hasta que la superficie caramelice al gusto. Una buena técnica es hacer círculos. Cuidado de no quemar el azúcar en exceso.
  16. Y ya está. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • La crema catalana se debe mantener en la nevera hasta el momento de servir. No hagas la capa de caramelo con antelación.
  • La parte blanca de la piel de limón amarga, es por eso que al quitarle la piel, hay que tener cuidado de no llevársela.
  • Se puede decorar la crema catalana con algunos frutos rojos.
  • La superficie también puede caramelizarse con el hierro típico de la crema catalana, sin embargo, es mucho más práctico usar un soplete de cocina. Queda igual de bueno.
  • No enjuagues el cazo, durante la preparación de la receta, así se aprovechan los sabores que quedaron dentro.

 

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Notificación de
wpDiscuz