Receta de limonada a la menta

 

Como hacer limonada a la menta. Deliciosa y muy refrescante. Esta receta utiliza almíbar para facilitar la disolución del azúcar. Receta fácil paso a paso.

limonada a la menta

En estos días, donde uno puede disfrutar de unas vacaciones de verano, apetece tumbarse a la bartola al lado de la piscina, bajo el sol y con algo de beber bien refrescante. Un lago, un río o, mismamente, la playa también nos sirve para relajarse y no hacer nada. Y para la bebida, propongo esta limonada a la menta. Está muy buena y nos viene genial para refrescar tanto grandes como pequeños. Además, prepararla uno mismo es muy fácil.

¿Quieres saber cómo hacer limonada a la menta?

La ventaja de hacer una limonada casera es poder controlar la cantidad de azúcar o sustituirla por miel para una versión “más saludable”. En esta receta, en lugar de agregar el azúcar a cucharadas, lo primero que vamos a hacer un almíbar para facilitar su disolución. El resto, posiblemente ya os lo habéis imaginado.

Aquí está la receta:

limonada a la menta
Imprimir

Receta de limonada a la menta

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 250 ml de zumo de limón (aproximadamente 3 limones)
  • 1 limón entero (bio)
  • Menta fresca
  • 750 ml de agua fría
  • Cubitos de hielo
Para el almíbar:
  • 50 g de azúcar
  • 50 ml de agua

Elaboración

  1. Preparar el almíbar. Para ello, mezclar el agua y el azúcar en un cazo. Disolver bien el azúcar y llevar a ebullición.
  2. En cuanto el agua hierva, apagar el fuego y dejar enfriar.
  3. Exprimir 3 limones (*).
  4. Lavar el otro limón restante y cortarlo en rodajas de medio centímetro de grosor.
  5. Colocar 2 ó 3 ramas de menta y unas rodajas de limón en un bol y machacarlos ligeramente.
  6. Transferir esta mezcla a una jarra de por lo menos 1 litro de capacidad.
  7. Incorporar el jugo de limón en la jarra y rellenar con agua.
  8. Añadir la cantidad de almíbar de acuerdo al dulzor deseado. Mezclar bien. Probar y rectificar de almíbar o agua si necesario.
  9. Opcionalmente, se pueden incluir más ramas de menta y rodajas de limón en la jarra para decorar.
  10. ¡Y ya está!. Justo antes de servir, llenar la jarra con hielo. ¡A refrescarse!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Se puede meter la limonada a la menta en la nevera 1 o 2 horas (o incluso más) para obtener un sabor más intenso menta.
  • Una variación a esta receta consiste en sustituir 1 limón por 2 limas.
  • Haz una gran cantidad de almíbar utilizando el mismo peso de agua que de  azúcar y tenerlo así preparado para las próximas limonadas. El almíbar se puede mantener varias semanas en la nevera.
  • Si preparas la limonada con antelación, el agua puede estar a temperatura ambiente.
  • Se puede reemplazar el azúcar por miel o por azúcar moreno. O incluso, utilizar jarabe de azúcar de caña ya preparado.
  • La cantidad de almíbar a utilizar es aproximada. Haz tu limonada a la menta más o menos dulce según tus gustos.
  • (*) Un pequeño truco para extraer el máximo jugo de los limones es que estén a temperatura ambiente y, antes de cortarlos, rodarlos sobre la encimera con la palma de la mano haciendo un poco de presión, a continuación, calentarlos sólo 10 segundos en el microondas.

 
Clasificado en: Bebidas receta receta sencilla

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *