Receta de panzanella (ensalada italiana de tomate y pan)

 

Cómo preparar la panzanella, una ensalada italana de tomate y pan. El pan se impregna del sabor del resto de ingredientes, quedando una ensalada deliciosa.

La panzanella es una de las ensaladas italianas más famosas. Originaria de la Toscana, la región de Florencia, también se la conoce con el nombre de panmolle.

Para hacer una buena panzanella el secreto está en utilizar un buen pan, con buena miga, como sustituto del pan toscano, el que se debería usar para la receta de esta ensalada, con una miga bien compacta y muchas veces elaborado sin sal.

El otro ingrediente importante es el tomate. Como ya he dicho en casi todas las recetas con tomates que he publicado en el blog, lo repito: hay que invertir en unos buenos tomates, maduros, bien perfumados y llenos de sabor.

El resto de la preparación consiste en mezclar todos los ingredientes como para casi todas las ensaladas. La Panzanella es muy fácil de hacer. Su particularidad es que el pan absorberá el sabor de los otros ingredientes, transformando una ensalada bastante sencilla en un verdadero lujo.

¿Quieres saber cómo preparar la panzanella? Aquí está la receta:

Imprimir

Receta de panzanella (ensalada italiana de tomate y pan)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 4 rebanadas de pan (*)
  • 4 tomates maduros
  • 1 pepino
  • 1 cebolla roja pequeña
  • 1 manojo pequeño de albahaca
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Vinagre
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. Pelar la cebolla y cortarla en tiras. Colocarla en un bol y añadir un chorrito de vinagre. Mezclar bien y dejar reposar mínimo unos 15 minutos.  Reservar. (**)
  2. Retirar la corteza del pan y empapar la miga con agua fría. No debe sumergirse demasiado, el pan debe quedar húmedo, pero firme.
  3. Lavar los tomates, quitarles el tallo y cortarlos en cubos.
  4. Lavar el pepino, cortarlo por la mitad a lo largo, luego en rodajas en finas (de medio centímetro de grosor máximo).
  5. Lavar la albahaca y separar las hojas de los tallos. Cortar las hojas más grandes en unos cuantos trozos más pequeños y reservar. Para la decoración final, puedes guardar en este paso algunas hojas de albahaca enteras.
  6. En un bol grande, desmenuzar el pan en trozos. A continuación, añadir el tomate picado, las rodajas de pepino, la cebolla y la albahaca.
  7. Hacer una vinagreta con 8 cucharadas de aceite de oliva, 2 o 3 cucharadas de vinagre, 1/2 cucharadita sal y pimienta negra recién molida. Meter todos los ingredientes en un frasco, cerrar y agitar bien para conseguir una emulsión.
  8. Mezclar la ensalada con la vinagreta.
  9. Cubrir el recipiente con film plástico y dejar la panzanella macerar en la nevera al menos 1 hora.
  10. ¡Y ya está! Servir la panzanella bien fría. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • (*) El pan utilizado para una auténtica panzanella es el pan toscano, un pan italiano con una miga compacta y sin sal. Si tienes una panadería italiana cerca, no dudes en probarlo. Si no, utiliza un un pan del día anterior, pero de calidad, de tipo pueblo, rústico o de payés, por ejemplo.
  • La calidad del pan y los tomates en esta receta es primordial.
  • En la mesa, una vez servido en los platos, podemos añadir un poco más aceite de oliva, vinagre, sal y pimienta si se desea.
  • (**) La maceración de la cebolla sirve para suavizar su sabor
  • Otros ingredientes que se pueden incluir en la panzanella: apio cortado rodajas finas. (ifualmente macerado al principio con la cebolla y el vinagre), aceitunas italianas, o incluso cubos de mozzarella.
  • Si añade algunas anchoas en aceite de oliva o el atún, tendrás una panzanella alla marinara (a la marinera).
  • ¿Te apetece otra ensalada italiana? ¿Qué tal una  ensalada caprese? La clásica con tomate y mozzarella. Con ingredientes de calidad, ¡está de muerte!

 

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
 
 
 
OVH