Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Receta de bacalhau com natas (gratin de bacalao a la portuguesa)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 600 g de bacalao
  • 1 kg de patatas para freír
  • 250 g de nata líquida
  • 250 ml de leche entera
  • 45 g de harina
  • 45 g de mantequilla
  • 2 ó 3  cebollas
  • 2 ó 3 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Queso rallado para espolvorear (emmental por ejemplo)
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Aceite para freír las patatas (de girasol o de oliva suave)
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. El día anterior, poner en remojo el bacalao salado en agua fría durante al menos 24 horas. Guardar en la nevera y cambiar el agua cada 6 u 8 horas.
  2. En una olla, poner agua a hervir, la cantidad justa para cubrir el bacalao, no más.
  3. En cuanto el agua hierva, cocer el bacalao en ella a fuego medio de 5 a 10 minutos, dependiendo del grosor de las piezas.
  4. Escurrir bacalao y dejarlo templar. Reservar 250 ml del agua de cocción.
  5. Retirarle la piel y desmigarlo, teniendo cuidado de retirar todas las espinas (*).
  6. Pelar los dientes de ajo y cortarlos lo más fino posible o machacarlos en un mortero.
  7. Pelar las cebollas y cortarlas en juliana fina.
  8. Pelar las patatas, enjuagarlas con agua y cortarlas en cubos. Secar con un paño limpio.
  9. En la freidora, calentar abundante aceite para freír a 160 °C.
  10. Una vez que el aceite esté caliente, freír las patatas en dados hasta ese comienzan a dorarse por los lados.
  11. Escurrir y dejar reposar sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  12. Hacer una salsa bechamel con un poco del caldo de cocción de bacalao, la leche y la nata.
    1. Derretir la mantequilla en un cazo, añadir la harina y cocerla un par de minutos, removiendo.
    2. En un primer tiempo, incorporar el agua de cocción y revolver enérgicamente con unas varillas o una cuchara de madera hasta que quede una crema suave y sin grumos.
    3. Incorporar seguidamente la leche y luego la nata, teniendo cuidado de remover bien hasta obtener una salsa lisa antes de añadir más líquido.
    4. Sazonar con sal, pimienta y nuez moscada al gusto.
    5. Cocer unos minutos más, removiendo hasta obtener una bechamel cremosa.
  13. En una sartén grande, calentar 4 cucharadas de aceite de oliva.
  14. Añadir la hoja de laurel, la cebolla y rehogar hasta que ésta esté tierna. Remover de vez en cuando para evitar que se queme.
  15. Cuando la cebolla esté blanda, añadir el ajo. Remover y sofreír un par de minutos más.
  16. Añadir el bacalao desmenuzado y rehogar durante unos minutos para mezclar sabores.
  17. A continuación, incorporar las patatas fritas y, finalmente, la bechamel (reserva 1/3 de la bechamel para más tarde).
  18. Precalentar el horno a 180 °C.
  19. Engrasar una gran fuente de horno, poner en ella la mezcla de bacalao y cubrir con la bechamel restante.
  20. Alisar la superficie y espolvorear con queso rallado al gusto.
  21. Hornear a media altura unos 20 minutos. A continuación, cambiar el horno a posición grill hasta que la superficie esté dorada al gusto (2 ó 3 minutos).
  22. Dejar reposar unos minutos antes de servir.
  23. ¡Y ya está! ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Puedes servir el bacalhau com natas acompañado con una ensalada.
  • Este plato se puede encontrar también en una versión hecha con puré de patatas mezclado con la nata en lugar de hacerlo con papas fritas y bechamel.
  • El queso emmental se puede sustituir o mezclar con otros quesos que van bien para gratinar.
  • En lugar de queso rallado también se puede espolvorear la superficie con un poco de pan rallado.
  • El bacalhau com natas se puede preparar con antelación y hornear justo antes de servir.
  • ¿Quieres más cocina portuguesa? ¡No te quedes aquí! En el blog encontrarás más recetas lusas, como el bacalhau à bras, o revuelto de bacalao a la portuguesa, con huevos y patatas paja, o la cataplana de pescado y marisco, cocidos en la olla típica  portuguesa, para darse un festín con los productos del mar.