Icono de RSSfollow us in feedlyIcono de FacebookIcono de TwitterIcone de Google PlusInstagramIcono EmailIcono Pinterest

Receta de bizcocho salado de calabacín, queso de cabra y menta

 

Cómo preparar un bizcocho salado de calabacín, queso de cabra y menta. Asociar sabores salados con texturas esponjosas. ¡Está buenísimo! Receta fácil.

Bizcocho de calabacín, queso de cabra y menta

Si eres de los que no tienen reparo a asociar sabores salados con texturas esponjosas, no dejes pasar la oportunidad de probar esta receta de bizcocho salado de calabacín, queso de cabra y menta. ¡Está buenísimo!

¿Quieres saber cómo hacer  un bizcocho salado de calabacín, queso de cabra y menta?

Lo que me gusta de los bizcochos de este tipo es que son muy versátiles. Con una o dos recetas de (bastante fácil de recordar), se pueden combinar los sabores que nos apetezcan en ese momento. Aparte de que sobra decir que hacer un bizcocho salado es muy fácil. Sólo hay que mezclar todo en un bol y hornear. Bueno, en esta receta hay que cocinar un poco el calabacín antes para que quede más tierno, pero sigue siendo un juego de niños.

Una última cosa más, sí, hay un pequeño truco para ayudar a que el bizcocho quede esponjoso. No hay que mezclar demasiado la mezcla con la harina, justo lo suficiente para incorporar los ingredientes y ya. Aquí está la receta:

Bizcocho de calabacín, queso de cabra y menta
Imprimir

Receta de bizcocho salado de calabacín, queso de cabra y menta

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 200 g  de harina
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 4 huevos medianos
  • 200 g de calabacín
  • 150 g de queso cabra en rulo
  • 100 g de queso rallado
  • 100 ml de leche entera
  • 50 ml aceite de oliva extra virgen
  • 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva (para sofreír el calabacín)
  • Menta fresca (cantidad al gusto)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Pimienta negra recién molida

Elaboración

  1. Lavar el calabacín y quitarle las puntas.
  2. Cortar el calabacín en trozos pequeños. No es necesario pelarlo, pero si se desea se puede hacer.
  3. Calentar 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva en una sartén a fuego medio.
  4. Cuando el aceite esté caliente, añadir los trozos de calabacín y sofreír a fuego medio bajo unos minutos, hasta que esté tierno. Remover de vez en cuando para que se hagan de manera uniforme y evitar que se queme. Reservar.
  5. Precalentar el horno a 175 °C.
  6. Enjuagar la menta, desechar los tallos y cortar finamente las hojas.
  7. Cortar el queso de cabra en trozos.
  8. Batir los huevos en un bol grande y después mezclarlos con la leche y el aceite de oliva virgen extra.
  9. Mezclar la harina con la sal y la levadura química. Tamizar todo junto con un tamiz o un colador fino.
  10. Incorporar la harina al bol con los huevos, mezclar lo justo para integrar la harina y que quede una mezcla lisa.
  11. A continuación, añadir el queso rallado, el calabacín, el queso de cabra y la menta. Mezclar un poco, pero no mucho.
  12. Sazonar con un poco de pimienta.
  13. Engrasar y luego enharinar un molde para bizcocho.
  14. Para facilitar desmoldarlo una vez horneado, colocar un rectángulo de papel de hornear en la base.
  15. Transferir la preparación para bizcocho dentro del molde. Dejarlo caer varias veces sobre la encimera para que salgan las burbujas de aire.
  16. Hornear a media altura durante unos 45 minutos. Vigilar la cocción de vez en cuando.
  17. Si después de 30 minutos la superficie del bizcocho está demasiado dorada, cubrirla con papel de hornear.
  18. Para comprobar al final si el bizcocho está en su punto, pinchar el centro con un cuchillo. Si la hoja sale limpia, el bizcocho ya está. Si no, hornear unos minutos más y volver a hacer la prueba.
  19. Dejar enfriar en el molde unos diez minutos.
  20. Finalmente, para desmoldar, separar el bizcocho de las paredes del molde con un cuchillo pequeño y darle la vuelta con cuidado.
  21. ¡Y ya está! Se puede servir caliente, templado o frío. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

 

Ahora ya sabes cómo hacer un bizcocho de calabacín, queso de cabra y menta

¿Te ha gustado la receta? 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

¡Hasta pronto!

 

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Notificación de
Juan Fer

Buenas!

Tenía una duda con respecto a los bizcochos… Por más que los hago (da igual dulces o salados), el bizcocho sale bien, pero por dentro se queda como… una gelatina? No sé describirlo bien. No me salen esponjosos… Puede ser que eche poca levadura?, ¿que mi horno tenga poca potencia?… Es que vistos los resultados, se me quitan las ganas de hacer bizcochos.. (También me pasa con las magdalenas…)

Por cierto, muy buen blog :) Hoy he hecho la receta de patatas gratinadas y me han salido muy bien

wpDiscuz