Receta de bizcocho salado de tomate seco, feta y albahaca

 

Cómo hacer un bizcocho salado de tomate seco, feta y albahaca. Ideal como entrante o para servirlo en cubos en una cena de picoteo. Receta fácil paso a paso

Era viernes y me iba a poner a cocinar para la cena con unos amigos que había invitado. Pensé en hacer una quiche de espinacas, feta y tomate seco. Siempre tengo un bote de tomate seco en conserva y me quedaba todavía la mitad de un trozo de feta en la nevera. Me di cuenta tarde de que lo que no tenía ese día eran suficientes espinacas para hacer el relleno. Bueno, siempre hay una solución, y ese día era la solución fue este bizcocho salado de tomate seco, feta y albahaca. No me arrepiento. ¡Quedó buenísimo!

Hacer este bizcocho salado es muy parecido al resto de bizcochos que ya he publicado. En primer lugar, se mezclan los ingredientes líquidos, luego se incorpora la harina y, finalmente, los trocitos que le queremos agregar, en este caso, tomates secos, feta y albahaca. Sólo nos queda hornear y listo. Nos va a salir un apetitoso bizcocho, bien esponjoso, que podemos  tomarlo como un entrante o servirlo cortado en cubos para picotear en el aperitivo.

¿Quieres saber cómo preparar este bizcocho salado de tomate seco, feta y albahaca? Aquí está la receta:

Imprimir

Receta de bizcocho salado de tomate seco, feta y albahaca

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 200 g de harina
  • 4 huevos medianos
  • 1 sobre de levadura química
  • 150 g de tomates secos en conserva (*)
  • ​​200 g de feta
  • 100 g de queso emmental rallado
  • 100 ml de leche entera
  • 50 ml aceite de oliva extra virgen
  • Albahaca fresca
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Pimienta negra

Elaboración

  1. Secar los tomates con papel absorbente y cortarlos en trozos pequeños.
  2. Cortar el queso feta, también en trozos pequeños.
  3. Lavar unas cuantas hojas de albahaca, secarlas y picarlas finamente.
  4. Precalentar el horno a 175 °C.
  5. En un bol grande, batir los huevos con unas varillas.
  6. Añadir la leche y el aceite de oliva virgen extra.
  7. Por otro lado, mezclar la harina con la levadura química y la sal. Tamizar, pasándola por un tamiz o un colador fino.
  8. Añadir poco a poco la harina a los huevos y batir sólo lo justo para que quede una mezcla lisa y sin grumos (**).
  9. Incorporar el queso emmental y mezclar con una espátula de silicona. A continuación, añadir el resto de ingredientes, tomates secos, feta y albahaca. Mezclar un poco.
  10. Sazonar con pimienta al gusto.
  11. Engrasar con mantequilla y enharinar un molde para bizcocho.
  12. Colocar un rectángulo de papel de de hornear en la parte inferior del molde para facilitar el posterior desmoldado del bizcocho.
  13. Transferir la mezcla del bizcocho dentro el molde.
  14. Hornear a media altura durante 45 minutos.
  15. Después de los primeros 30 minutos minutos, cubrir el bizcocho con una hoja de papel de hornear para evitar que se queme la superficie.
  16. Al final, para comprobar la cocción del bizcocho, pinchando en el centro con un cuchillo. Si éste sale limpio, ya está. Si no, hornear unos minutos más. Vovler a hacer la prueba.
  17. Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla unos diez minutos.
  18. Desmoldar. Para ello, separar el bizcocho de las paredes del molde con un cuchillo pequeño, luego voltearlo con cuidado. Retirar el rectángulo d epapel de hornear que se habrá quedado en la base.
  19. ¡Y ya está! ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Este bizcocho salado de con tomate seco, feta y albahaca se pueden servir templado o frío.
  • Se puede guardar en la nevera hasta el momento de servir. Dura vario días.
  • (*) Puedes utilizar tomates secos deshidratados. Deberás redhidratarlos  previamente a la realización de la receta.
  • Corta el bizcocho en rodajas gruesas y luego cada rodaja en cuadrados para servirlo para picar.
  • En lugar de albahaca, también queda muy bueno con orégano.
  • (**) Un consejo para el bizcocho salga esponjoso es no batir en exceso la harina con los huevos. Basta con mezclar hasta que quede lisa y sin grumos. Si se bate demasiado, el gluten de la harina comenzará a desarrollarse e impedirá que el bizcocho adquiera la textura esponjosa deseada.
  • Si buscas más bizcochos salados, aquí tienes el de calabacín, queso de cabra y menta o el clásico de jamón cocido y aceitunas.
  • En el blog puedes consultar otras recetas con tomates secos, como los espaguetis con pesto rojo o la quiche de espinacas, tomate seco y feta.

 
Clasificado en: aperitivos receta Verduras

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Paula dice:

    ¡¡Te lo quiero copiar!! Tiene que estar buenísimo, y la idea de servirlo en daditos me parece ideal :)

    Un saludito!!

 
 
 
 
OVH