Icono de RSSfollow us in feedlyIcono de FacebookIcono de TwitterIcone de Google PlusInstagramIcono EmailIcono Pinterest

Receta de crumble de arándanos

 

Cómo preparar un crumble de arándanos. Un postre muy fácil pero exquisito para disfrutar estas maravillosas bayas. Receta fácil paso a paso.

No fue hasta que me vine a vivir a Francia que los arándanos se convirtieron en una de mis frutas preferidas, me los puedo comer como pipas, uno tras otro sin parar. Aunque no sólo sirven para comerlos tal cual, con ellos se pueden hacer unos postres de escándalo, como la receta que os presento en este artículo, el crumble de arándanos.

Los crumbles en general es un postre cuyo ingrediente principal es la fruta, y su particularidad es la masa que se espolvorea y se dora en el horno. Ademas, son muy prácticos, los podemos hacer con antelación y comerlos fríos o meterlos en el horno justo antes de empezar a comer y servirlos calientes como broche final. Por si no fuera suficiente, y lo encuentras “demasiado sano”, lo puedes acompañar con una bola de helado o nata montada.

¿Quieres saber cómo hacer un crumble de arándanos?

Preparar un crumble de arándanos no es una excepción, esto es, es extremadamente fácil. Tan sólo tienes que mezclar la fruta con el azúcar, espolvorear con la masa para crumbles y hornear hasta que estén bien doradito por arriba. Yo no se vosotros, pero me encanta esta mezcla de fruta con esa capa medio crujiente. ¡Está buenísimo! Pero bueno, vamos a ver la receta con más detalle.

Aquí está la receta:

Imprimir

Receta de crumble de arándanos

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 500 g de arándanos
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 sobre de azúcar vainillado
  • Para la masa de crumble:
  • 100 g de harina
  • 100 g de mantequilla bien fría
  • 100 g de azúcar

Elaboración

  1. Lavar bien los arándanos y secarlos con cuidado
  2. Precalentar el horno a 180 °C
  3. Preparar la masa de crumble:
    1. Cortar la mantequilla en trozos pequeños.
    2. En un bol grande, mezclar la harina, el azúcar y la mantequilla hasta obtener una consistencia granulada.
  4. Mezclar los arándanos con las 2 cucharadas de azúcar y el sobre de azúcar vainillado.
  5. Colocar la mezcla en una fuente para hornear grande o repartir en moldes individuales aptos para horno.
  6. Espolvorear por encima la masa para crumble hasta que los arándanos queden bien cubiertos.
  7. Hornear a media altura unos 20 minutos, hasta que la superficie esté dorada.
  8. ¡Y ya está! Se puede servir templado o frío. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Sirve tu crumble de arándanos tal cual o acompañado con una bola de helado de vainilla o incluso con un poco de nata montada.
  • Para hacer bien la masa del crumble, la mantequilla debe estar bien fría, recién sacada de la nevera.
  • Si después 20 minutos de horneado la superficie no está dorada a tu gusto, pon el horno en posición grill un par de minutos. Ten mucho cuidado si haces esto, vigilalo bien pues se puede quemar en un instante.
  • Esta receta la puedes preparar con arándanos congelados. Con esto podemos disfrutar de este postre durante todo el año. En este caso, no es necesario lavarlos. Colócalos en el fondo de la fuente sin descongelarlos.
  • Dale un toque diferente a tu crumble de arándanos con otras especias como canela o un poco de miel, por ejemplo.
  • Para una versión más “gourmet” del crumble, añade almendras molidas a la masa, frutos secos en trocitos o copos de avena.
  • El azúcar de vainilla puede sustituirse por 1 vaina de vainilla. Córtala por la mitad, raspa las semillas y mezcla estas últimas con el azúcar antes de mezclarla con los arándanos.
  • ¿Quieres más usos para los arándanos? Añade un puñado a la masa de las tortitas. ¡Están buenísimas!

 

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Notificación de
wpDiscuz