Receta de pastel de calabacín

 

Cómo preparar un pastel de calabacín. Una receta ligera a base de verduras para un primer plato o para servirlo como canapés. Receta fácil paso a paso

pastel de calabacín

Vamos a “equilibrar” la dieta con una receta a base de verduras. Aquí os presento el pastel de calabacín “a mi manera”, casi como lo aprendí en mi primer curso de cocina. La diferencia es que normalmente lo hago triturando todo, en lugar de dejar el calabacín en trocitos, obteniendo así una textura muy suave y agradable.

¿Quieres saber cómo preparar un pastel de calabacín?

Hacer esta receta de pastel de calabacín no tiene ninguna dificultad. ¡Es muy fácil! El único punto a remarcar es que hay que sofreír el calabacín un poquito para ablandarlo para suavizarlo. Después, se mezcla todo y se hornea al baño María y finalmente enfriar enfriar.

Para servirlo, me gusta ponerlo como primer plato, acompañado de una pequeña ensalada, mayonesa y unas rebanadas de pan tostado. De vez en cuando también lo preparo en forma de canapés, un biscote pequeíto, con unas rodajas de tomate cherry y una gota de mayonesa. ¡Quedan geniales!

Aquí está la receta:

pastel de calabacín
Imprimir

Receta de pastel de calabacín

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 2 calabacines
  • 1 puerro
  • 200 ml de nata para cocinar
  • 3 huevos medianos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pizca de nuez moscada (opcional)
  • Mantequilla (para engrasar el molde)
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. Lavar los calabacines y quitarles los extremos.
  2. Cortar el calabacín en dados de aproximadamente 1 cm de lado.
  3. Quitarle la parte verde al puerro y lavarlo bajo el grifo, teniendo cuidado de quitarle toda la arenilla.
  4. Cortar el puerro en trozos.
  5. En una sartén grande, calentar el aceite de oliva a fuego medio.
  6. Cuando el aceite esté caliente, añadir los trozos de calabacín y puerro y sofreír a fuego medio-bajo hasta que el calabacín esté tierno.
  7. Dejar enfriar unos minutos.
  8. Precalentar el horno a 180 °C
  9. En el vaso de la batidora, añadir los huevos, la nata líquida, el puerro y el calabacín..
  10. Triturar hasta obtener una crema suave (pueden quedar trozos muy pequeños de la piel del calabacín).
  11. Salpimentar. Se puede añadir también una pizca de nuez moscada.
  12. Mezclar de nuevo, probar y ajustar de sal, pimienta y nuez moscada si necesario.
  13. Engrasar con mantequilla un molde para bizcochos rectangular. Colocar en el fondo un rectángulo de papel de hornear para facilitar el desmoldado posterior.
  14. Transferir la mezcla dentro del molde y colocarlo en una fuente para horno.
  15. Llenar la fuente con agua hirviendo.
  16. Hornear al baño maría durante 45 minutos, más o menos. Vigilar que el agua no hierva a borbotones. Bajar la temperatura del horno a 150ºC o incluso más, si fuera necesario.
  17. Verificar la cocción del pastel de calabacín pinchando en el centro con un cuchillo. Si sale limpio, quiere decir que ya está en su punto. Si no, hornear unos minutos más.
  18. Una vez cocido, dejar enfriar y desmoldar. Para ello, separar el pastel de las paredes del molde con un cuchillo pequeño, luego colocar el plato encima y darle la vuelta con decisión.
  19. Guardar en la nevera por lo menos una hora hasta que se enfríe.
  20. ¡Y ya está! ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Puedes servir el pastel de calabacín cortado en rodajas gruesas, acompañado de un poco de mayonesa y pan tostado.
  • Se puede servir como aperitivo, en forma de canapés, sobre un biscote pequeño, una rodaja de tomate cherry y una gota de mayonesa.
  • Opcionalmente se puede pelar el calabacín por completo.
  • Puedes sustituir el puerro por un par de chalotas, 1 cebolla amarilla o incluso una mezcla de todo.
  • Si te gusta encontrarte trocitos, mezcla el calabacín con la nata y los huevos sin triturarlo.
  • Aunque este pastel es muy fácil de hacer, hay que vigilar de cerca la cocción al baño maría en el horno. Si el agua hierve demasiado, puede entrar dentro del molde.
  • La nata líquida puede reemplazarse por crème fraîche o por queso para untar.
  • Si buscas más recetas de pasteles salados fríos o terrinas, en el blog encontrarás el pastel de salmón y el pastel de atún, entre otros.

 
Clasificado en: receta Verduras
Etiquetas:

Ahora ya sabes cómo hacer pastel de calabacín

Espero que pruebes la receta. Si es así, te invito a que me dejes tu opinión un poco más abajo en la sección de comentarios.

¡Hasta la próxima receta!

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *