Receta de mayonesa a la francesa (con mostaza de Dijon)

 

Cómo hacer una mayonesa a la francesa, con yema de huevo y mostaza de Dijon. ¡Deliciosa! No es necesaria la batidora. Receta fácil paso a paso.

Mayonesa a la francesa

La mayonesa se encuentra entre las salsas más conocidas. Se cree que es de origen español, de Mahón, de ahí su nombre. Generalmente se utiliza no sólo para acompañar platos fríos de carne, pescado o marisco, pero también forma parte de otras salsas y vinagretas. A mi me encanta para mojar a unas buenas patatas fritas. En el blog ya he publicado la mayonesa hecha con la batidora de mano. En esta entrada, la receta consiste en una mayonesa a la francesa, casera y hecha a mano.

¿Quieres saber cómo elaborar una mayonesa a la francesa?

La principal diferencia de la mayonesa a la francesa es que sólo se utiliza la yema de huevo y se le añade además un poco de mostaza de Dijon (la fuerte). Queda una salsa muy rica, de sabor algo más pronunciado que la que utiliza el huevo entero (clara incluída). Hacer una mayonesa a la francesa es bastante fácil y sencillo. Se necesita sólamente un bol y unas varillas. Hay que batir mucho, eso sí. Pero sin miedo, ya que respetando los puntos clave descritos en la receta es bastante difícil que se corte.

Aquí está la receta:

Mayonesa a la francesa
Imprimir

Receta de mayonesa a la francesa (con mostaza de Dijon)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 250 g approx. Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 yema de huevo
  • 175 – 200 ml de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon
  • Vinagre (o zumo de limón)
  • Sal
  • Pimienta blanca (opcional)

Elaboración

  1. Lo primero de todo es asegurarse que los ingredientes están a temperatura ambiente. Dejar el huevo y la mostaza fuera de la nevera una media hora antes de empezar con la receta.
  2. Separar la yema de la clara del huevo. Colocar la yema de huevo en un bol no demasiado grande. Reservar la clara para otra preparación.
  3. Incorporar la mostaza, unas gotas de vinagre y salpimentar al gusto.
  4. Batir enérgicamente con unas varillas para mezclar bien los ingredientes. Dejar reposar unos minutos.
  5. Añadir un poco de aceite de girasol y batir enérgicamente.
  6. Repetir el paso anterior hasta completar los 175 ml.
  7. A partir de este momento, continuar incorporando aceite hasta obtener el gusto y cantidad deseada. Batir enérgicamente para que la mayonesa coja cuerpo.
  8. Probar. Si se necesita rectificar de sal, disolverla en unas gotas de vinagre. Si no, añadir unas gotas de vinagre únicamente.
  9. Incorporar el vinagre y volver a batir enérgicamente para que la mayonesa coja consistencia de nuevo.
  10. Y ya está. Reservar la mayonesa a la francesa en la nevera cubierta con film plástico hasta el momento de su utilización. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Si se corta la mayonesa, algunas veces aún es posible recuperarla:
    • Si se ha echado demasiado aceite al principio se puede añadir un poco de agua y batir enérgicamente.
    • Si se los ingredientes están fríos hay que añadir unas gotas de agua tibia.
    • Si el bol es demasiado ancho y no permite que la mayonesa monte, hay que transferir la preparación a un bol con menos fondo, añadir un poco de agua e intentar volver a montarla.
  • Al contener yema de huevo cruda, la mayonesa debe consumirse lo más tarde al día siguiente.
  • Recuerda, la temperatura de los ingredientes es primordial.
  • El vinagre se puede reemplazar por zumo de limón.
  • Si se desea una mayonesa con más cuerpo, hay que batir enérgicamente un poco más.
  • Para darle un toque de aceite de oliva, añade un par de cucharadas (o más, al gusto) al final e incorporarlas batiendo enérgicamente. No es aconsejable utilizar sólo aceite de oliva, pues la mayonesa sólo a base de este aceite tiene un sabor bastante fuerte, casi desagradable.
  • No olvides que la cantidad de aceite al principio debe ser poca. Al ir montando la mayonesa se puede ir también aumentando gradualmente la cantidad de aceite que se añade.
  • La sal hay que añadirla al principio (para que se disuelva con la yema de huevo). Siempre que se necesite rectificar de sal se añadirá disuelta en un poco de vinagre o agua.
  • Esta receta de mayonesa a la francesa es ideal para utilizarla en la preparación de unos huevos rellenos, unos pintxos de cangrejo y gambas y, cómo no, una ensaladilla rusa.
  • En el blog encontrarás más recetas de salsas. Si buscas la receta de la mayonesa hecha con la batidora, sigue el enlace.

 

Ahora ya sabes cómo hacer mayonesa a la francesa

Y ya que hemos hablado de Mahón, la ciudad de origen, ¿qué tal un vídeo sobre la ciudad? Atentos a la parte de la comida. ¡Ese queso! ¡Mmm! ¡Esa tosta de sobrasada!

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *