Receta de calamares fritos a la andaluza

 

Como hacer calamares fritos a la andaluza. Receta fácil paso a paso. Además, aquí encontraréis un par de puntos clave para que sean todo un éxito.

Calamares fritos a la andaluza

Hoy es viernes y nos vamos de tapas. Bueno, físicamente yo no me voy a ninguna parte, pero podríamos considerar que os llevo de tapas con esta receta de calamares fritos a la andaluza. ¿Quién no los conoce? A mi siempre me han gustado mucho, sobre todo cuando te los sirven en los chiringuitos de playa.

¿Quieres saber cómo hacer calamares fritos a la andaluza?

Para hacer unos calamares fritos a la andaluza irresistibles, el secreto está en utilizar un buen calamar fresco y una correcta fritura. Podéis comprar el calamar entero y prepararlo en casa. Limpiar un calamar es muy fácil y tampoco requiere tanto tiempo. Si te animas, en la receta se describe cómo limpiar un calamar.

Calamar

El resto de la receta se puede resumir en cortar los calamares en rodajas, pasarlos por harina y freírlos. Como punto importante para realizar la fritura correcta, sabed que hay que enharinar los calamares justo antes de freírlos, para que la harina no coja humedad. Además, hay que enharinar y freír por tandas, sin llenar demasiado la sartén para que el aceite no se enfríe. Si esto ocurre, es cuando nos quedan unos calamares fritos a la andaluza llenos de grasa.

Aquí está la receta:

Calamares fritos a la andaluza
Imprimir

Receta de calamares fritos a la andaluza

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 kg de calamares (2 ó 3 calamares enteros)
  • Harina de trigo para fritura
  • Aceite para freír (1)
  • 1 rodaja de limón (opcional)
  • Sal

Elaboración

  1. Limpiar el calamar:
    1. Para limpiar el calamar lo primero que hay que hacer es tirar de la cabeza para separarla del cuerpo.
    2. La cabeza se corta a ras de los ojos y nos quedamos con los tentáculos. Desechar el resto.
    3. Retirar el pico/boca si se hubiera quedado en medio de los tentáculos.
    4. Quitarle la piel a los tentáculos y reservar.
    5. Por otro lado, retirar las aletas del cuerpo del calamar tirando de ellas.
    6. Quitarle la piel a las aletas y reservar.
    7. Quitarle ahora la piel al cuerpo.
    8. Darle la vuelta al cuerpo del calamar. Retirarle la pluma (la especie de plástico duro que tiene dentro) y limpiarlo bien.
    9. Secar muy bien el calamar con papel absorbente, tanto el cuerpo como las aletas y los tentáculos.
    10. Cortar el cuerpo del calamar en rodajas y las aletas en tiras del grosor deseado.
      Anillas de calamar
  2. Fritura del calamar:
    1. Salar los calamares.
    2. Poner a calentar abundante cantidad de aceite para freír. Se puede hacer en una sartén o en la freidora a 160-170 ºC.
    3. Cuando el aceite esté caliente, enharinar unos pocos de calamares y freírlos un par de minutos. Simplemente hasta que se doren, para no cocinarlos en exceso. (2)
    4. Retirarlos y dejarlos escurrir en un plato con papel absorbente para que pierdan el exceso de aceite.
    5. Repetir el proceso por tandas hasta acabar con todos los calamares (3).
  3. Y ya está. Sirve los calamares fritos con una rodaja de limón. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Los calamares fritos a la andaluza puedes rociarlos con unas gotas de limón o los puedes consumir sin nada. Como más te gusten. También pueden acompañarse de un poco de mayonesa.
  • Para asegurarse que el calamar quede tierno, una vez cortado, mezclarlo con una cucharadita de bicarbonato y dejarlo macerar en la nevera unas cuantas horas o toda la noche.
  • El aceite para freír debe ser preferiblemente de oliva, pero si prefieres un sabor más suave, utiliza aceite de girasol.
  • Para pasar por harina los calamares, podemos meter la harina y el calamar dentro de un taper pequeño, cerrarlo bien y agitar. Después los ponemos sobre un colador grande y los agitamos un poco para hacerles perder el exceso de harina.
  • Para una correcta fritura, los calamares se deben ir enharinando justo antes de freírlos. No los dejes reposar para evitar que la harina absorba la humedad del calamar. Además, hay que freírlos poco a poco, evitando llenar demasiado la sartén, para que no se enfríe el aceite, lo que daría unos calamares a la andaluza llenos de grasa.
  • No es lo mismo, pero esta receta de calamares frtios a la andaluza también se puede preparar con anillas de pota.
  • Para evitar proyecciones de aceite caliente durante la fritura, es aconsejable secar concienzudamente los calamares.
  • En el blog encontrarás más recetas de tapas típicas para que puedas disfrutarlas en casa. ¿Te apetecen unas patatas bravas? O quizá un pulpo a la gallega o unas berenjenas con miel de caña.

 
Clasificado en: Pescados y Mariscos receta
Etiquetas:

Ahora ya sabes cómo hacer calamares fritos a la andaluza

Y para acabar, aquí os dejo un vídeo educativo por si os apetece salir a pescar calamares ;-)

¡Hasta pronto!

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
 
 
 
OVH