Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Pollo con kikos

Receta de pollo con kikos

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo (grandes) (1)
  • 350 g de kikos
  • 250 ml de leche
  • 1 cucharadita de pimentón dulce (opcional)
  • Sal y pimienta
  • Aceite para freír
Para acompañar:
  • Salsa barbacoa

Elaboración

  1. Limpiar las pechugas de pollo. Quitar los restos de grasa.
  2. Cortar las pechugas en cubos, más o menos de 1,5 centímetros de lado.
  3. En un gran bol, colocar los trozos pechugas de pollo, salpimentar al gusto y añadir el pimentón. Mezclar bien.
  4. Cubrir con la leche, tapar con film plástico y dejar macerar en la nevera al menos un par de horas.
  5. Machacar los kikos en un mortero. No es necesario que queden muy molidos. Lo mejor es hacerlos trocitos pequeños, para que se distingan bien en el rebozado.
    Kikos machacados
  6. Escurrir el pollo.
  7. Rebozar los trozos de pollo en los kikos. Cubrirlos bien de kikos por todos lados. Presionar para que se adhieran bien al pollo.
  8. Calentar abundante aceite para freír en una sartén o en la freidora a 160-170ºC.
  9. Cuando el aceite esté caliente, freír por tandas los trozos de pollo con kikos durante unos 5 minutos. (2)
  10. Escurrir y dejar reposar sobre un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  11. Y ya está. Servir enseguida acompañado de salsa barbacoa. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Puedes servir el pollo con kikos como snack, son perfectos para una cena de picoteo. También puedes servirlos como plato, junto con una ensalada y unas patatas fritas.
  • Aparte de la salsa barbacoa, puedes combinarlo con otras salsas, como mostaza y miel, o tu salsa favorita.
  • Si te gusta el picante, macera el con 1 o 2 pimientas de Cayena partidas en varios trozos o sustituye el pimentón dulce por pimentón picante.
  • Macerar el pollo en la leche ayuda a que quede bien jugoso.
  • El toque de pimentón es opcional. Aunque, a mi me encanta.
  • Para machacar los kikos, en lugar del mortero se puede hacer utilizando el accesorio picador de la batidora.
  • (1) Aparte de pechugas de pollo, puedes utilizar contramuslo de pollo deshuesado.
  • (2) Para una correcta fritura, el aceite debe estar bien caliente y, además, hay que procurar no freír demasiados trozos de pollo a la vez, para no bajar la temperatura del aceite. Si el aceite se enfría, el pollo con kikos nos quedará muy grasiento.
  • Una versión con menos grasa de esta receta de pollo con kikos consiste en hornear a 180 ºC durante unos 20 minutos, una vez rebozado el pollo, en lugar de freírlo.
  • En el blog encontrarás más recetas con pollo. Prueba los nuggets de pollo clásicos y muy fáciles de hacer, o los nuggets a la japonesa, marinados con soja. ¡Están buenísimos! ¿Y qué tal unos fingers de pollo?
  • ¿Quieres otros bocados con rebozado crujiente? Prueba los nuggets de salmón con nueces de macadamia. ¡Espero que te gusten tanto como a mi!