Icono de RSSfollow us in feedlyIcono de FacebookIcono de TwitterIcone de Google PlusInstagramIcono EmailIcono Pinterest

Receta de raviolis de salmón y ricotta con salsa de puerros

 

Cómo hacer raviolis de salmón y ricotta con salsa de puerros. Si te apasiona el salmón, dale la cremosidad de la ricotta y mézclalo con esta sabrosa salsa.

Raviolis de salmón y ricotta con salsa de puerros

Uno de los platos de pasta que triunfa en casa últimamente son estos raviolis de salmón y ricotta con salsa de puerros. El salmón es uno de mis pescados favoritos. En esta receta, entre el salmón y la cremosidad de la ricotta, todo mezclado con una sabrosa salsa de puerros, estos ravioles se convierten en unos bocados casi divinos.

La elaboración de los raviolis de salmón y ricotta con salsa de puerros es un poco larga, al igual que el nombre de la receta. Requiere hacer la pasta fresca, luego el relleno, después montar los raviolis, preparar la salsa y por último cocer la pasta y mezclar. Sin embargo, no hay que por qué desanimarse, el resultado merece la pena. ¡Animaos a hacerlos! ¡Están buenísimos!

raviolis_de_salmon_y_ricotta_con_salsa_de_puerros_1

¿Quieres saber cómo preparar estos raviolis de salmón y ricotta con salsa de puerros? Aquí está la receta:

Raviolis de salmón y ricotta con salsa de puerros
Imprimir

Receta de raviolis de salmón y ricotta con salsa de puerros

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

    Para la pasta fresca:
    • 400 g de harina
    • 4 huevos
    • 1 cucharada de aceite de oliva
    • ½ cucharadita de sal
    Para el relleno:
    • 200 g de salmón fresco
    • 100 g de ricotta
    • 2 cucharadas de aceite de oliva
    • Sal y pimienta
    Para la salsa:
    • 1 puerro grande
    • 2 cucharadas de aceite de oliva
    • 10 g de mantequilla
    • 200 ml de nata líquida
    • Cebollino
    • Sal y pimienta

    Elaboración

    1. Elaboración de la pasta fresca:
      1. En un gran bol, añadir la harina y hacer un agujero en el centro.
      2. En otro bol, batir los huevos.
      3. Agregar los huevos a la harina dentro del agujero, junto con el aceite y la sal.
      4. Mezclar poco a poco con una cuchara de madera, hasta que los huevos estén integrados. Luego, amasar sobre una superficie enharinada hasta que quede una masa compacta, lisa y que se despegue bien de las manos.
      5. Envolver la masa para la pasta fresca en film plástico y dejarla reposar al menos 30 minutos.
    2. Elaboración del relleno:
      1. Quitarle la piel al salmón con un cuchillo afilado. Revisar para quitar también las posibles espinas.
      2. Cortar el salmón en trozos.
      3. En una sartén, calentar las cucharadas de aceite de oliva.
      4. Cuando el aceite esté caliente, añadir el salmón y rehogar unos 5 minutos, removiendo de vez en cuando para que se haga por todos lados.
      5. Una vez hecho el salmón, desmigarlo con las manos.
      6. En un bol, mezclar el salmón con la ricotta.
      7. Salpimentar, probar y ajustar de sal y pimienta al gusto. Reservar.
    3. Montaje de los raviolis:
      1. Dividir la masa para la pasta fresca en 4 partes iguales.
      2. Estirar la masa hasta que tenga 2 mm de espesor. Este paso se puede hacer simplemente con un rodillo o usando la máquina para pasta.
      3. Coloca una lámina de pasta fresca sobre una superficie enharinada.
      4. Distribuye por la superficie cucharaditas del relleno de salmón y ricota, separadas unos 2 o 3 centímetros.
      5. Pinta con un poco de agua alrededor del relleno.
      6. Coloca otra lámina de pasta fresca encima y presiona alrededor del relleno.
      7. Corta la pasta en cuadrados dejando 1 cm a los lados del relleno. Se puede utilizar un cortador de pasta, para que deje los bordes dentados, o simplemente un cuchillo y luego decorar los bordes presionando con la punta de un tenedor.
      8. Si dispones de una bandeja para raviolis, utilízala. Primero coloca una lámina de pasta fresca, luego el relleno en los agujeros, tápalo con otra lámina de pasta fresca y, por último córtalo con el rodillo.
      9. Reservar los raviolis sobre una superficie o bandeja enharinada.
    4. Elaboración de la salsa:
      1. Lavar el cebollino y secarlo bien. Pícarlo finamente y reservar.
      2. Quitar la parte más verde de las hojas al puerro y la parte de la raíz.
      3. Cortar el tronco del puerro por la mitad y lavarlo concienzudamente bajo el grifo de agua fría.
      4. Secar las mitades y cortarlas ahora en tiras finas y luego en cuadraditos, lo más pequeños posible.
      5. En una gran sartén, derretir la mantequilla junto con el aceite de oliva.
      6. Añadir el puerro y rehogarlo a fuego bajo unos 10 minutos. Remover frecuentemente.
      7. Incorporar la nata líquida, remover y calentar a fuego medio.
      8. Retirar del fuego antes de que empiece a hervir y reservar.
    5. Cocción de los raviolis:
      1. En una olla grande, poner de 3 a 4 litros de agua a calentar.
      2. Cuando hierva, añadir 1 cucharada colmada de sal gorda.
      3. En cuanto vuelva a hervir, añadir los raviolis.
      4. Dejar cocer hasta que suban a la superficie, puede tardar dos o tres minutos.
      5. Poner a recalentar la salsa.
    6. Emplatado:
      1. Cuando los ravioles estén cocidos, escúrrelos y transfiérelos rápidamente a la sartén con la salsa de puerro.
      2. Mezcla cuidadosamente los ravioles con la salsa.
      3. Repartir en los platos para servir.
      4. Espolvorear con el cebollino picado previamente reservado.
    7. Y ya está. Servir enseguida. ¡Buen provecho!

    Sugerencias, trucos y consejos

    • Sirve los raviolis de salmón y ricotta con salsa de puerros como primer plato.
    • Si lo deseas, puedes espolvorear con un poco de queso rallado para pasta.
    • En lugar de salmón fresco puedes utilizar salmón ahumado.
    • La salsa se puede enriquecer con medio vaso de caldo de pescado, antes de añadir la nata.
    • Puedes añadir también un poco de cebollino al relleno de salmón y ricotta.
    • Para preparar este plato con antelación, se elaboran los raviolis y la salsa de antemano. Al momento de servir, se cuecen los raviolis, se recalienta la salsa y se mezclan. No cuezas los raviolis con antelación.
    • En el blog encontrarás más recetas de pasta. ¿Te han gustado estos raviolis de salmón y ricotta con salsa de puerros? Quizá te apetezca echarle un vistazo a los tortellinis negros de salmón y ricotta con salsa pesto. ¡Están buenísimos!

     

    Los puerros pueden llegar a contener gran cantidad de tierra. Aquí os dejo este vídeo más detallado sobre cómo limpiar bien un puerro:

     

     
     

    Te puede interesar...

    Deja un comentario

    Notificación de
    wpDiscuz