Receta de conejo con tomate (en salsa casera de tomate con verduras)

 

Cómo preparar conejo con tomate. Receta fácil paso a paso. Con una salsa casera de tomate con verduras. ¡Cómo me gusta el saborcillo que le da el pimiento!

Conejo con tomate

¡Hola cocinillas! ¿Os apetece un conejo con tomate? Se trata de una receta que con el paso del tiempo he ido modificando hasta llegar a esta versión. Al principio sólo utilizaba conejo, un poco de aceite y tomate triturado, que también está muy bueno así, pero desde hace un tiempo lo vengo haciendo con una salsa casera de tomate frito con verduras y me parece que queda mucho mejor, sobre todo, porque me encanta el saborcillo que le da el pimiento a esta receta. Pruébalo y verás.

Conejo con tomate

¿Quieres saber cómo preparar un conejo con tomate? Aquí está la receta:

Conejo con tomate
Imprimir

Receta de conejo con tomate (en salsa casera de tomate con verduras)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 conejo entero troceado
  • 1 kg de tomate natural (u 800 g de tomate en conserva)
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 100 ml de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • 1 rama de perejil
  • 1 rama de tomillo
  • 1 rama pequeña de romero
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • Sal y pimienta negra molida

Elaboración

  1. Lavar los tomates y rallarlos o triturarlos en la batidora. Luego, pasarlos por un colador para eliminar las semillas y restos de piel. Reservar.
  2. Lavar los pimientos, quitarles el pedúnculo y las semillas. Si se desea, pelarlos con un pelador de verduras. Cortarlos en trozos pequeños.
  3. Pelar la cebolla y picarla muy fino.
  4. Pelar los dientes de ajo y picarlos o machacarlos en un mortero.
  5. Salpimentar al gusto los trozos de conejo.
  6. Calentar el aceite de oliva en una sartén grande y dorar en ella los trozos de conejo por ambos lados.
  7. Retirar el conejo y reservarlo.
  8. En el mismo aceite, sofreír los pimientos junto con la cebolla a fuego medio-bajo hasta que estén tiernos (alrededor de 10 minutos). Remover con frecuencia para que no se queme.
  9. Añadir el ajo, mezclarlo bien con el sofrito y rehogar por un par de minutos más.
  10. Volver a poner los trozos de conejo en la sartén y mojar con el vino blanco. Dejar que cueza 2 o 3 minutos a fuego medio-alto para que el alcohol se evapore.
  11. Incorporar ahora el tomate junto con las hierbas aromáticas. Salpimentar ligeramente y mezclar bien.
  12. Dejar cocer tapado los primeros 10 minutos y luego destapado unos 20 minutos más, hasta que el conejo esté tierno y el tomate se haya reducido.
  13. Retirar las hierbas aromáticas. Probar la salsa y rectificar de sal y pimienta si fuera necesario.
  14. Y ya está. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Acompaña el conejo con tomate de preferencia con arroz blanco o, también, con unas patatas fritas para mojar en la salsa de tomate.
  • Se puede añadir el hígado del conejo triturado justo antes del vino blanco.
  • Si el tomate se seca demasiado y el conejo aún requiere tiempo de cocción se puede corregir con un poco de agua y tapar la sartén.
  • Utiliza la combinación de hierbas aromáticas y especias que más te guste. Algunas veces no le pongo ni tomillo ni romero o los cambio por un poquito de orégano (no mucho) y queda también rico.
  • Puedes añadir más verduras. Queda también bien con zanahoria en trocitos, guisantes, judías verdes e incluso champiñones laminados.
  • Otra forma más fácil de preparar el conejo con tomate sólo requiere conejo, tomate triturado, aceite, sal y pimienta (en las mismas cantidades). En cambio el azúcar mejor que sea 1 cucharadita al no llevar cebolla.
  • El azúcar es opcional, sirve a contrarrestar la acidez del tomate.
  • En el blog podrás encontrar más recetas de conejo. Te recomiendo sobre todo el conejo al ajillo, un clásico para muchas cenas de verano cuando era niño, el conejo con mostaza, uno de los grandes de la cocina francesa, o un conejo al romero, naranja y sirope de arce, por si te apetece cambiar y darle ese toquecito dulce del sirope que le queda genial.

 
Clasificado en: Carnes y Aves receta
Etiquetas:

Y para acabar, os cuento que hace un par de años me dio por plantar una tomatera en una maceta. No estuvo mal la experiencia. Supongo que tuve la suerte del principiante y la tomatera creció y me dio unos buenos tomates. Lo malo, que sólo una tomatera sabe a poco y no tengo mucho más sitio para tener varias :-( No obstante, si os animáis a plantar tomates en el vídeo de abajo os dejo un tutorial reciente que os muestra cómo hacerlo. Y recordad… ¡una única tomatera no es suficiente!

¡Hasta la próxima receta!

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
 
 
 
OVH