Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Pasta con calabacín y tomate seco

Receta de pasta con calabacín y tomate seco (fácil y rico)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 400 g de pasta (fusilli)
  • 300 g de calabacín
  • 6 tomates secos en aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla roja o pimienta de Cayena (opcional)
  • Unas cuantas hojas de albahaca
  • 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Queso parmesano rallado para espolvorear
  • Sal y pimienta negra

Elaboración

  1. Lavar el calabacín, quitarle los extremos y cortarlo en cubos pequeños.
  2. Escurrir los tomates secos y cortarlos en trozos pequeños.
  3. Pelar los dientes ajo, dividirlo por la mitad y quitarle el germen. Picarlo muy fino..
  4. Lavar las hojas de albahaca, secarlas bien y picarlas..
  5. En una sartén a fuego medio, poner a calentar el aceite de oliva junto con la pimienta de Cayena partida en dos.
  6. Cuando el aceite esté caliente, añadir el calabacín y saltear durante unos 10 minutos, hasta que esté tierno. Remover de vez en cuando para que no se queme.
  7. A continuación, agregar el ajo, mezclar bien y sofreír un par de minutos más.
  8. Por último, añadir los tomates secos y albahaca.
  9. Salpimentar al gusto.
  10. Mezclar bien y sofreír un par de minutos más para mezclar los sabores. Reservar.
  11. Llevar a ebullición de 3 a 4 litros de agua.
  12. Cuando el agua hierva, añadir 1 cucharada de sal y cuando vuelva a hervir, añadir la pasta.
  13. Remover para evitar que se pegue y cocer el tiempo indicado por el fabricante para dejarla al punto “al dente”.
  14. Escurrir la pasta y mezclar inmediatamente con la salsa de calabacín y tomates secos.
  15. Y ya está. Servir enseguida. En la mesa, espolvorear con queso parmesano rallado al gusto, si se desea. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • En lugar de queso Parmesano, puedes utilizar el queso rallado que prefieras para espolvorear sobre esta pasta con calabacín y tomate seco.
  • Si utilizas tomate seco deshidratado, debes hidratarlo antes de comenzar la receta. Para ello, déjalo remojar de 15 à 20 minutos en agua hirviendo.
  • Por lo general preparo este plato con fusilli o farfalle (los lacitos), ya su forma permite una buena para recoger los trozos de calabacín y tomates secos. Lo he probado también con tallarines de pasta fresca (caseros, por supuesto).
  • Si no te gusta el picante, no le eches la pimienta de Cayena. Lo mismo si no te gusta el ajo.
  • Es importante cuidar la cocción de la pasta. Es mejor tener la salsa preparada con antelación y volverla a calentar si es necesario para mezclarla con la pasta tan pronto como ésta termine de cocerse. Con un poco de organización se puede hacer la salsa y la cocción de la pasta en paralelo.
  • En el blog encontrarás muchas más recetas de pasta. Desde platos fáciles como los espaguetis con ajo, pimienta y aceite de oliva hasta otras recetas más originales, como la ensalada de pasta con berenjena asada, tomate y queso feta o los tortellinis negros rellenos de salmón y ricotta.