Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Alitas de pollo fritas (con un toque de ajo)

Receta de alitas de pollo fritas (con un toque de ajo)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 12 alitas de pollo enteras
  • 6 ó 7 dientes de ajo
  • Aceite de oliva para freír
  • Sal al gusto
Para decorar:
  • Perejil picado o cebolleta

Elaboración

  1. Limpiar las alitas de pollo quitándole los posibles restos de plumas con unas pinzas o pasándolas rápidamente por la llama del fuego de la cocina o soplete con cuidado de no quemar la piel.
  2. Si se desea, se puede cortar las alitas o dejarlas enteras. Para cortarlas, sólo hay que pasar el cuchillo por la articulación.
  3. Colocar las alitas de pollo en un bol y salpimentar al gusto. Mezclar bien para que las alitas cojan bien la sal.
  4. Romper un poco los dientes de ajo aplastandolos un poco, bien presionando con un cuchillo ancho o con un vaso.
  5. En una sartén grande o en la freidora, poner a calentar abundante cantidad de aceite de oliva junto con los ajos.
  6. Cuando el aceite esté caliente (entre 170 ºC y 180 ºC), freír las alitas de pollo hasta que estén doradas por fuera al gusto. Bastarán unos minutos pues se hacen rápido. Dependiendo del tamaño de la sartén o freidora realizar este paso en 1 ó 2 veces.
  7. Dejar escurrir sobre una rejilla o papel absorbente unos minutos para que pierdan el exceso de aceite.
  8. Y ya está. Servir las alitas de pollo fritas espolvoreadas con un poco de perejil picado o la parte verde de la cebolleta. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Puedes tomarlas acompañadas de una ensalada o patatas fritas, o también puedes servirlas solas para picar en una cena con los amigos.
  • Otra manera de preparar las alitas de pollo fritas consiste en aderezarlas con pimienta blanca molida en lugar de utilizar los ajos. Quedan también muy ricas.
  • Los dientes de ajo se pueden sustituir por ajo en polvo que se añadirá a las alitas al mismo tiempo que la sal.
  • También se pueden freír de esta manera el resto del pollo, la pechuga y el contramuslo en trozos no muy grandes y los muslos enteros. El tiempo que tardará será mayor. Sobre todo los muslos que tardarán unos 10 minutos, dependiendo del tamaño.
  • Se debe controlar la temperatura de la fritura, que esté entre los 170 ºC y 180 ºC para que no se queme el aceite. Lo ideal es utilizar una freidora pues el calor se regula automáticamente para no sobrepasar la temperatura indicada. Para realizarlo en una sartén se puede comprobar si el aceite está caliente si al introducir una cuchara de madera ésta burbujea o si al echar un trocito de pan éste sube rápido a la superficie. En este último caso, también puede ser buena idea invertir en un termómetro de fritura.
  • Se puede utilizar también aceite de girasol para freír en lugar del aceite de oliva. Se desaconseja mezclar distintos tipos de aceite para la fritura.
  • Una versión más ligera de las alitas de pollo fritas consiste en añadir un par de cucharadas de aceite de oliva después de añadirles la sal y luego se hornean junto con los ajos unos 15 minutos en horno precalentado a 175 ºC.
  • ¿Buscas más recetas de alitas de pollo? En el blog encontrarás las alitas de pollo picantes estilo tex-mex y las alitas de pollo con salsa barbacoa.