Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Besugo al horno sencillo

Receta de besugo al horno sencillo (sobre una cama de patatas)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 besugo de 1,5 kg limpio
  • 3 ó 4 patatas
  • 1 cebolla grande
  • 1 limón
  • 1 chorrito de vino blanco
  • 100 ml de caldo de pescado (opcional)
  • 3 ó 4 hojas de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 175 ºC.
  2. Pelar las patatas, lavarlas y cortarlas en rodajas finas.
  3. Pelar la cebolla y cortarla en juliana.
  4. Lavar el limón y cortar 2 ó 3 medias rodajas.
  5. Salpimentar generosamente el besugo por fuera y por dentro.
  6. Hacer unos cortes transversales en el besugo e introducir las rodajas de limón. Haremos 2 ó 3 cortes, dependiendo del tamaño del pescado. Reservar.
  7. Engrasar una fuente para horno con un poco de aceite.
  8. Disponer las patatas en ella, salpimentar generosamente y añadir un par de cucharadas de aceite de oliva. Mezclar bien con las manos para que las patatas se cubran bien de aceite. Repartirlas por la bandeja para que quede una cama de patatas.
  9. Hornear las patatas unos 10 minutos. Sacarlas, removerlas con cuidado, ponerlas otra vez para que queden planas en la bandeja y hornear 5 minutos más. (*)
  10. Mientras las patatas están en el horno, en una sartén calentar un par de cucharadas de aceite de oliva y sofreír en ella la cebolla a fuego medio-bajo removiendo varias veces, para que la cebolla no se queme. (**)
  11. Sacar las patatas del horno, repartir por encima la cebolla pochada y colocar el besugo en el centro.
  12. Regar el pescado con el vino blanco y si se desea, el caldo de pescado.
  13. Meter de nuevo en el horno durante 25 minutos, más o menos (***).
  14. Sacar del horno y espolvorear con el perejil picado.
  15. Y ya está. Servir inmediatamente. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Esta receta sirve para otros pescados, como dorada, lubina, o incluso rape, entre otros.
  • Un poco de caldo de pescado ayuda a que las patatas no se quemen al terminar el horneado y además hace que queden con una textura muy tierna.
  • (*) En lugar de hornear las patatas, también se pueden freír unos minutos y, luego, terminarlas de hacer junto con el pescado.
  • (**) Para realizar este besugo al horno sencillo, la cebolla se cocina aparte, para asegurarse que queda bien. También se puede hornear la cebolla con las patatas, aunque hay que tener cuidado, pues se quema con facilidad.
  • (***) La regla es 20 minutos por 1 kg de pescado y 10 minutos más por cada kilo adicional. El tiempo dependerá, no obstante, de la temperatura exacta de cada horno, así que hay que controlarlo. El punto exacto se consigue cuando el ojo del besugo se vuelve totalmente opaco y además, la carne del pescado se separa fácilmente de la espina (para comprobar esto último, basta con levantar un poco la carne del pescado en el corte del estómago).
  • En el blog encontrarás más recetas de pescado al horno. Prueba la lubina al Orio, igual de fácil, con un puntito de ajo delicioso; la dorada a la sal, todo un clásico, bien jugosito; o, si prefieres algo diferente, el bacalao al horno sobre arroz negro y setas shiitake, las setas japonesas, que está para chuparse los dedos.