Receta de risotto con gambones (con caldo de gambas o langostinos)

 

Cómo preparar risotto con gambones. Receta fácil paso a paso. Elaborado con un caldo de gambas sencillísimo muy rico. Se puede hacer también con langostinos.

Risotto con gambones

¡Hola, cocinillas! Hoy os quiero contar una de mis recetas favoritas de risottos que he vestido de fiesta para la ocasión con unos gambones. Se trata, cómo no, de un risotto con gambones. En casa nos gustan mucho las gambas y este plato es muy práctico porque sirve para aprovechar las cabezas y las cáscaras.

¿Quieres saber cómo preparar un risotto con gambones?

Lo preparo a partir de un caldo de gambas muy sencillo, que se hace en dos pasos.  ¡Aquí aprovechamos todo lo que podemos! Como he dicho, he vestido de fiesta el risotto, pues los gambones se pueden sustituir por unas gambas o langostinos más económicos, como en esta foto. La misma receta pero en versión más modesta y con trocitos de langostino.

Risotto de langostinos

Aquí está la receta:

Risotto con gambones
Imprimir

Receta de risotto con gambones (con caldo de gambas o langostinos)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 400 g de arroz para risotto (arborio o carnaroli)
  • 250 g de cabezas y cáscara de gambas o langostinos (*) (**)
  • 8-12 gambones
  • 1,25 l de agua (**)
  • 100 ml de vino blanco (opcional)
  • 3 ó 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 25 g de mantequilla
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 zanahoria pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil fresco (opcional)
  • Sal

Elaboración

  1. En un cazo, calentar una cucharada de aceite de oliva y dorar en ella las cáscaras y cabeza de gamba.
  2. Añadir el agua y dejar cocer unos 20 minutos.
  3. Pasado ese tiempo, pasar el caldo por un colador y machacar bien las gambas para que acaben de soltar todo el jugo. Reservar.
  4. Pelar la cebolla, los ajos y la zanahoria y picarlos todo lo más fino posible. Reservar.
  5. Lavar y secar el perejil. Desechar los tallos y picar las hojas muy fino.
  6. En una sartén, poner a calentar unas 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio.
  7. Sofreír la cebolla y la zanahoria a fuego medio-bajo hasta que la cebolla esté tierna (unos 7 u 8 minutos). Remover con frecuencia para evitar que la cebolla se queme.
  8. Mientras la cebolla se sofríe, calentar el caldo de gambas, pero sin que llegue a hervir, sazonar con sal al gusto y mantenerlo caliente.
  9. Incorporar el ajo picado al sofrito de cebolla, mezclar bien y sofreír un par de minutos más.
  10. Agregar el arroz, mezclarlo con el sofrito y sofreír un par de minutos hasta que esté casi transparente.
  11. Mojar con el vino blanco y dejar que el alcohol se evapore 3 o 4 minutos.
  12. Añadir 1 cazo del caldo de gambas al arroz y dejar que se evapore a fuego medio alto, removiendo casi constantemente.
  13. Repetir el paso anterior hasta que el arroz esté cremoso y en su punto. El tiempo de cocción necesario viene normalmente en las instrucciones del paquete.
  14. Probar el arroz para ver si está bien cocido y rectificar el punto de sal.
  15. Incorporar el perejil picado y la mantequilla fría cortada en trozos. Remover para que la mantequilla se derrita y le de cremosidad al risotto con gambones.
  16. Asar los gambones en una plancha o grill muy caliente y engrasada con un poco de aceite. Con un par de minutos por cada lado es suficiente.
  17. Y ya está. Servir el risotto enseguida, acompañado con dos o tres gambones y decorado con un poco más de perejil picado. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Este risotto con gambones debe consumirse recién hecho.
  • (*) También se puede hacer el caldo con las cabezas y cáscaras de los gambones y servir el risotto con los gambones pelados.
  • Es importante utilizar una variedad de arroz especial para risotto, arborio o carnaroli, por ejemplo.
  • El número de gambones por ración depende del hambre que tengas. Si no comes mucho, mejor pon 2.
  • Puedes hacer una versión más económica de este plato sustituyendo los gambones por gambas o langostinos.
  • El vino blanco es opcional. Puedes sustituirlo por brandy.
  • Si prefieres una versión más ligera del plato, no añadas la mantequilla, aunque quedará menos cremoso.
  • El risotto es un plato que hay que remover mucho durante la cocción para que el arroz suelte el almidón.
  • El caldo hay que añadirlo poco a poco y caliente.
  • En lugar de caldo de gambas, puedes usar caldo de pescado.
  • (**) Si tienes muchas cabezas y cáscaras de gambas, puedes preparar una gran cantidad de caldo y congelar el que no vayas a utilizar. Dura varios meses en el congelador.
  • En el blog encontrarás más recetas de risottos. Desde versiones vegetarianas como el risotto de setas shiitake o, para amantes del queso, el risotto de gorgonzola. ¡Están buenísimos!
  • Para más recetas con gambas, te recomiendo las gambas al ajillo.

 

Ahora ya sabes cómo preparar un risotto con gambones.

¡Hasta la próxima receta!

 

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
 
 
 
OVH