Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Caramelo al whisky

Receta de caramelo al whisky

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 200 g aprox. Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 100 g de azúcar moreno (también vale blanco)
  • 100 ml de nata líquida para montar
  • 2 cucharadas de whisky
  • 25 g de mantequilla fría
  • Unas gotas de zumo de limón (opcional)
  • 1 pizca de sal

Elaboración

  1. Lo primero de todo es calentar la nata líquida en un cazo a fuego bajo o en el microondas.
  2. Después, en un cazo a fuego medio, poner el azúcar en seco a calentar. Poco a poco el azúcar se irá adquiriendo un tono marrón claro convirtiéndose en caramelo. Para que no cristalice, hay que evitar removerlo. Lo mejor es dejarlo hasta que esté medio líquido y luego poco a poco disolver los restos de azúcar haciendo movimientos suaves en forma de círculo con el cazo.
  3. Opcionalmente, se pueden añadir unas gotas de zumo limón para que el caramelo no se endurezca.
  4. Sacar rápidamente del fuego e inmediatamente incorporar de una sola vez la nata líquida con cuidado pues al juntarse ambos líquidos se pueden producir salpicaduras. Remover bien con ayuda de una cuchara de madera.
  5. Añadir una pizca de sal.
  6. Luego, agregar la mantequilla fría al cazo y remover hasta que se haya disuelto y quede una salsa brillante.
  7. Calentar de nuevo 1 o 2 minutos para derretir los grumos que hayan quedado.
  8. Por último, mezclar con el whisky fuera del fuego.
  9. Y ya está. Dejar enfriar por completo. ¡Que lo disfrutes!

Sugerencias, trucos y consejos

  • La cantidad de whisky indicada en la receta es simplemente para darle un toque. Puedes ajustar la cantidad de alcohol para que esté un poco más fuerte. Te recomiendo que lo vayas añadiendo poco a poco para no pasarte.
  • El whisky, basta con uno normal y corriente. Aunque bueno… Tú decides… ;-)
  • Échale un poco de caramelo al whisky a unas bolas de helado de nata. A mi me chifla.
  • El azúcar no se debe remover mientras está derritiéndose para formar el caramelo. De lo contrario el azúcar se endurece y cristaliza.
  • Presta mucha atención al manejar el azúcar caliente. Durante la cocción, este adquiere una temperatura muy elevada y las quemaduras que puede provocar son bastante importantes. ¡Ni se te ocurra tocarlo! Déjalo enfriar completamente.
  • En cuanto el azúcar tenga color marrón y empiece a oscurecer hay que sacarlo del fuego pues enseguida se quema y se vuelve amargo.
  • Para conservarlo, guárdalo en la nevera en un recipiente bien cerrado. Dura varios días.
  • Si se queda duro una vez frío, se puede calentar en el microondas o al baño maría.
  • En el blog encontrarás también la receta del caramelo con mantequilla salada, de sabor muy parecido, pero sin alcohol.