Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Clafoutis de espinacas y queso gorgonzola

Receta de clafoutis de espinacas con queso gorgonzola

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 500 g de espinacas
  • 200 g de queso gorgonzola
  • 1 puñado de pasas
  • 100 g de harina
  • 4 huevos
  • 250 ml de leche entera
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra molida
  • Un poco de mantequilla para engrasar el molde (o más aceite)

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 175 ºC.
  2. Lavar bien las espinacas y secarlas. Cortarlas en trozos.
  3. Cortar el queso gorgonzola en cubos pequeños.
  4. Engrasar una sartén con un chorrito de aceite de oliva y calentar a fuego medio-alto.
  5. Añadir las espinacas y rehogarlas hasta que hayan soltado el agua, removiendo con frecuencia para que se hagan todas más o menos por igual.
  6. Cuando se note que las espinacas están un poco cocidas, escurrir, salpimentar y reservar.
  7. Tamizar la harina pasándola a través de un tamiz o un colador fino en acero inoxidable.
  8. En un bol, batir los huevos con la leche y añadir la harina. Batir bien para que no queden grumos. Salpimentar.
  9. Engrasar una fuente para horno.
  10. Añadir las espinacas y el queso gorgonzola. Mezclar.
  11. Verter por encima la preparación de huevos, harina y leche.
  12. Hornear a media altura de 20 a 30 minutos, hasta que la masa haya cuajado. Esto se puede verificar si al pinchar con un cuchillo, este sale limpio.
  13. Y ya está. Sacar del horno y dejar reposar unos minutos antes de consumir. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Sirve el clafoutis de espinacas y queso gorgonzola acompañado de una ensalada. Tendrás un plato completo ideal para una cena ligera.
  • Puedes sustituir el queso gorgonzola por cualquier queso azul de tu elección. Roquefort o incluso cabrales quedan igual de bien. Si no, un cualquier queso que funda bien es una buena elección.
  • Las pasas son opcionales. A mi me gusta el contraste de sabores que aportan al plato.
  • Cuidado con la sal. El queso gorgonzola suele estar bastante salado y, además, la receta ya lleva bastante cantidad.
  • Si utilizas espinacas congeladas, prepararlas como recomienda el fabricante y escurrirlas bien. No obstante, yo recomiendo utilizar espinacas frescas en la medida de lo posible. Tienen más sabor.
  • En el blog encontrarás el clafoutis de tomates cereza, otra versión salada del clafoutis de cerezas.