Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Panna cotta de baileys con caramelo al whisky

Receta de panna cotta de baileys con caramelo al whisky

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 400 ml de nata líquida 30 % m.g. o nata para montar
  • 40 g de azúcar
  • 2 hojas de gelatina neutra
  • 75 ml de crema de whisky tipo baileys
Para el caramelo al whisky:
  • 50 g de azúcar moreno (también vale blanco)
  • 50 ml de nata líquida para montar
  • 1 cucharadas de whisky
  • 12 g de mantequilla fría
  • Unas gotas de zumo de limón (opcional)
  • 1 pizca de sal

Elaboración

  1. Caramelo al whisky. Calentar la nata. Poner el azúcar derretir en un cazo (sin agua). Cuando empiece a tener un color marrón claro, terminar de disolver los restos de azúcar haciendo movimientos circulares con el cazo. No hay que remover el azúcar con espátula o cuchara. Añadir unas gotas de zumo de limón. Retirar del fuego e incorporar la nata líquida caliente (cuidado que salta) y luego la mantequilla y una pizca de sal. Mezclar bien hasta que tenga una consistencia lisa y brillante (si se ven grumos, se puede calentar). Por último, mezclar con el whisky y reservar.
  2. Panna cotta de baileys. Hidratar las hojas de gelatina poniéndolas en remojo con agua 10 minutos. Poner a calentar la nata líquida en un cazo a fuego medio durante unos 10 minutos. Retirar del fuego y mezclar con el azúcar, el baileys y las hojas de gelatina bien escurridas. Repartir en los moldes. Dejar enfriar  y luego meter en la nevera por un mínimo de 3 horas.
  3. Presentación. Para desmoldar la panna cotta de baileys, sumergir el molde en agua muy caliente unos segundos. Luego, voltearla sobre el plato de servir. En la mesa, añadir caramelo al whisky por encima.
  4. Y ya está. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • La cantidad de baileys puedes ajustarla a tu gusto.
  • También se puede presentar en vasitos individuales, sin necesidad de desmoldar.
  • Hay que mezclar bien la nata con la gelatina para que no queden restos. Si quieres asegurarte que queda con una textura fina, siempre puedes pasarla por un colador en acero inoxidable.
  • Queda también muy rica con caramelo líquido, caramelo toffee o, incluso, sirope de chocolate.
  • Evita remover el azúcar con una cuchara o espátula mientras se derrite pues puede cristalizar.
  • Cuidado con el azúcar caliente. ¡No lo toques! Puede producir quemaduras importantes.
  • ¿Quieres saber cómo hacer crema de whisky casera? Sigue el enlace.
  • Si quieres una receta más detallada sobre cómo hacer caramelo al whisky, sigue el enlace.
  • En el blog encontrarás también la receta de la panna cotta al sirope de rosas y frutos rojos y la panna cotta de vainilla con miel de castaño.