Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Chuletas de cordero a la parrilla con alioli

Receta de chuletas de cordero a la parrilla con alioli

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 kg de chuletas de cordero
  • Sal gruesa (para las chuletas)
  • 3 o 4 ajos (depende del tamaño)
  • 250 ml de aceite de oliva virgen
  • Unas gotas de zumo de limón (opcional)
  • Sal

Elaboración

  1. Pelar los ajos, cortarlos por la mitad a lo largo y quitarles el germen.
  2. Poner los ajos en un mortero y añadir una pizca de sal. Machacar bien hasta obtener una pasta.
  3. Ahora, incorporar poco a poco el aceite de oliva a los ajos (en un hilillo fino) mientras se realizan movimientos circulares con la mano del mortero. Hay que esperar a que el aceite se haya integrado bien, antes de añadir más.
  4. Incorporar aceite hasta obtener la cantidad de alioli deseado. Puede no ser necesario utilizar todo.
  5. Por último, incorporar unas gotas de zumo de limón. Reservar.
  6. Poner a calentar una sartén tipo grill a fuego medio alto. No es necesario poner aceite ni ningún otro tipo de materia grasa.
  7. Cuando esté bien caliente, poner las chuletas de cordero sin que se monten las unas con las otras.
  8. Asar 3 minutos por un lado y luego, darles la vuelta y continuar 2 minutos por el otro.
  9. Sazonar con sal gruesa.
  10. Y ya está. Servir enseguida acompañadas de alioli. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Para obtener un mejor resultado, la carne debe estar a temperatura ambiente. Sácala de la nevera y déjala reposar al menos una media hora antes de comenzar con la receta.
  • La receta describe cómo preparar el alioli a la manera tradicional. Si quieres una receta aún más fácil de conseguir, puedes hacer un alioli con huevo, lo que facilita enormemente la emulsión.
  • Si no te gusta el alioli tan fuerte, puedes hacerlo con aceite de girasol.
  • A estas chuletas de cordero le queda muy bien con un poquito de romero seco espolvoreado después de añadirles sal.
  • En el blog encontrarás más recetas de cordero. Prueba la pierna de cordero asada a baja temperatura o el estofado irlandés de cordero con patatas.