Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Ravioles gratinados con salmón y espinacas

Receta de ravioles gratinados con salmón y espinacas

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 200 g de ravioles (*)
  • 200 g de salmón
  • 350 g de espinacas
  • 200 ml de nata líquida o crème fraiche
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 150 g de queso rallado (tipo emmental o comté)
  • Sal y pimienta negra molida
  • Mantequilla para engrasar la fuente

Elaboración

  1. Quitarle la piel y las espinas al salmón. Cortarlo en cubos. Salpimentar.
  2. Lavar bien las espinacas. Escurrir y trocear.
  3. Calentar el aceite de oliva en una sartén grande.
  4. Cuando esté bien caliente añadir las espinacas y rehogar a fuego fuerte removiendo casi constantemente hasta que estén tiernas y hayan perdido todo el agua. Salpimentar.
  5. Precalentar el horno a 175 ºC. Calor arriba y abajo.
  6. Engrasar con un poco de mantequilla una fuente apta para horno.
  7. Repartir una capa de ravioles, salmón y espinacas.
  8. Espolvorear la mitad del queso rallado.
  9. Terminar de añadir los ravioles, el salmón y las espinacas.
  10. En un bol, batir el huevo junto con la nata líquida. Salpimentar.
  11. Verter la mezcla de nata y huevo sobre los ravioles.
  12. Espolvorear una segunda capa de queso rallado.
  13. Hornear a media altura durante 25 a 30 minutos, hasta que la superficie quede dorada al gusto.
  14. Dejar reposar unos 10 minutos antes de servir.
  15. Y ya está. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Sirve los ravioles gratinados como entrante o como plato principal, acompañados con una buena ensalada verde.
  • Puedes sustituir el queso rallado por mozzarella, queda también rico.
  • En lugar de nata líquida, puedes utilizar leche y maicena. Pones a hervir la leche y le añades 1 cucharada de maicena disuelta en un poco de leche fría. Calentar hasta que haya espesado y listo. Úsala como si fuera la nata.
  • (*) En la receta he utilizado los ravioles, son una especialidad de la región del delfinado francés. Si los encuentras, te recomiendo que los pruebes. Están muy ricos. Normalement viene rellenos de queso y finas hierbas. Si no, para preparar este plato, puedes utilizar igualmente unos raviolis o tortellinis rellenos de queso o espinacas, por ejemplo. Si son de pasta seca, necesitarás hervirlos antes. Si son de pasta fresca, los puedes meter directamente sin cocer.
  • En el blog encontrarás más recetas con ravioles. Prueba los clásicos ravioles, que se sirven únicamente con queso y nata, pero que se cuecen con caldo de pollo y quedan buenísimos. Si no, los podrás encontrar en la quiche de ravioles, en esta pizza de ravioles