Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Ganache de chocolate blanco

Receta de ganache de chocolate blanco

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 400-500 g Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

    Para un ganache simple:
    • 200 g de chocolate blanco para postres
    • 200 ml de nata líquida 35% m.g.
    Para un ganache montado:
    • 150 g de chocolate blanco para postres
    • 250 ml de nata líquida 35% m.g.
    • 25 g de miel de flores
    • 50 g de mantequilla
    Para un ganache de cobertura:
    • 125 g de chocolate blanco para postres
    • 250 ml de nata líquida 35% m.g.
    • 50 g de miel de flores
    • 50 g de mantequilla
    Opcional para aromatizar:
    • Vainilla o licores (2 cucharadas max.)

    Elaboración

    1. Para preparar la ganache simple de chocolate blanco:
      1. Trocear el chocolate blanco y meterlo en un bol.
      2. Poner a calentar la nata a fuego medio.
        Ganache de chocolate blanco (calentar nata)
      3. Vigilar la nata y cuando vaya a romper a hervir, retirarla del fuego y verterla sobre el chocolate.
      4. Dejar reposar el chocolate blanco con la nata caliente un par de minutos sin tocarlo.
      5. Ahora, con una cuchara de madera o espátula de silicona, comenzar a remover la mezcla, haciendo grandes círculos, pero con cuidado de no incorporar aire.
      6. Poco a poco veremos cómo se consigue una emulsión, esto es mezclar un ingrediente líquido (la nata) con otro ingrediente graso (el chocolate).
      7. Seguir moviendo hasta que veamos que se ha conseguido una crema lisa y brillante.
    2. Para preparar la ganache montada de chocolate blanco:
      1. Trocear el chocolate blanco.
      2. Calentar la nata con la miel, hasta que vaya a romper a hervir.
      3. Verterla sobre el chocolate blanco y dejar reposar un par de minutos.
      4. Mezclar la nata con el chocolate blanco del mismo modo que para el ganache simple.
      5. Por último, incorporar la mantequilla mientras todavía esté bien caliente, lo ideal es a 35-40 ºC, y remover de la misma manera hasta que se funda.
      6. Dejar enfriar fuera de la nevera. Luego cubrir con film plástico en contacto con el ganache (para que no se reseque) y guardarlo en la nevera de un día para otro.
      7. Una vez que está bien frío, batir con unas varillas (mejor si son eléctricas), como si fuera nata montada, hasta que esté bien aireado.
    3. Para preparar la ganache de chocolate blanco de cobertura:
      1. Trocear el chocolate blanco.
      2. Calentar la nata con la miel y verterla sobre el chocolate cuando esté a punto de hervir.
      3. Dejar reposar y luego, mezclar de la misma manera que para hacer el ganache simple.
      4. Cuando esté a 40 ºC, incorporar la mantequilla y cuando se derrita le damos un golpe con la batidora de mano para que quede bien liso.
      5. Utilizar enseguida.

    Sugerencias, trucos y consejos

    • Los tres tipos de ganache de chocolate blanco van a coger cuerpo y dejar de ser líquidos una vez que se han enfriado.
    • La diferencia principal entre las variedades de ganache de chocolate blanco es la proporción entre chocolate y nata. Como verás, las cantidades para la ganache de cobertura llevan más cantidad de líquido.
    • La ganache de cobertura hay que utilizarla para recubrir antes de que baje de los 35 ºC.
    • Para cubrir un pastel, coloca este sobre una rejilla con una bandeja debajo para recoger el sobrante de ganache. Para un mejor resultado, el pastel debe estar bien frío, prácticamente la superficie congelada. Verter la ganache líquida en la superficie del pastel y dejar que sólo vaya cubriendo la tarta.
    • Luego, si queremos que no pierda brillo, hay que dejarlo enfriar antes de guardarlo en la nevera.
    • Con el resto de ganache que sobre del glaseado, puedes recuperarla, enfriar y hacer unas trufas (esto es, formar bolas cuando esté fría y firme). Luego las puedes rebozar en chocolate en polvo, fideos de chocolate o en coco rallado.
    • Para perfumar la ganache de chocolate blanco, añade la vainilla o el licor una vez que hayas obtenido la emulsión y mezcla bien. Hay quienes se atreven a darle un toque picante.
    • En el blog encontrarás más recetas con chocolate blanco. Prueba las galletas con nueces de macadamia y chocolate blanco, la mousse de chocolate blanco o el turrón tres chocolates.