Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Pasta con le sarde

Receta de pasta con le sarde (pasta con sardinas). Cocina siciliana

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 400 g de pasta
  • 300 g de sardinas enteras
  • 1 manojo de hojas de hinojo (*)
  • 3 o 4 filetes de anchoas
  • 1 cebolla amarilla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puñado de pasas sultanas
  • 1 puñado de piñones
  • 1 puñado de almendras
  • 125 ml de vino blanco
  • 5 o 6 hebras de azafrán
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra molida

Elaboración

  1. Limpiar las sardinas. Cortar la cabeza detrás de las agallas, abrir el estómago y limpiarlas por dentro. Abrirlas por completo y, tirando poco a poco, quitarle la espina central. Cortarlas por la mitad. Revisar para retirar las posibles espinas que se hayan podido quedar.
  2. Salpimentar los filetes de sardinas y reservar.
  3. Poner en remojo las pasas con un poco de agua.
  4. Lavar las hojas de hinojo.
  5. Poner a calentar de 3 a 4 litros de agua y cuando hierva, meter las hojas de hinojo.
  6. Hervir durante unos 3 o 4 minutos.
  7. Escurrir bien y luego picarlo. Reservar.
  8. En un poco de agua caliente de cocer las hojas de hinojo, machacar las hebras de azafrán. Reservar.
  9. Pelar la cebolla y picarla muy fino.
  10. Pelar los dientes de ajo, quitarles el germen y, también, picarlos muy fino. Para este paso a mi me gusta usar el exprimidor de ajos.
  11. Machacar las almendras en mortero.
  12. En una sartén grande, poner a calentar a fuego medio el aceite de oliva.
  13. Cuando esté caliente, añadir la cebolla junto con los filetes de anchoa y sofreír a fuego medio-bajo 6 o 7 minutos, hasta que la cebolla esté bien tierna y las anchoas se hayan deshecho por completo. Remover de vez en cuando para que no se queme.
  14. Agregar en este momento el ajo picado, mezclar bien y sofreír 2 o 3 minutos más.
  15. Escurrir las pasas y echarlas a la sartén junto con los piñones. Mezclar bien.
  16. Añadir también la almendra. Mezclar bien y rehogar 2 o 3 minutos.
  17. Incorporar el vino blanco y el azafrán. Mezclar y dejar que el alcohol se evapore.
  18. Ahora, agregar las hojas de hinojo. Mezclar bien.
  19. Y los filetes de sardina.
  20. Remover bien y desmigar el pescado con una espátula. Rehogar unos 3 o 4 minutos. En cuanto las sardinas hayan cambiado de color apagar el fuego.
  21. Probar y ajustar de sal y pimienta si fuera necesario.
  22. Poner a calentar a fuego fuerte el agua de cocer las hojas de hinojo. En cuanto empiece a hervir, añadir una cucharada generosa de sal y, cuando vuelva a hervir, añadir la pasta.
  23. Cocer la pasta el tiempo indicado para que quede “al dente”.
  24. Mientras la pasta cuece, en una sartén a fuego medio, calentar una cucharada de aceite de oliva y dorar en ella el pan rallado.
  25. Cuando la pasta se haya cocido, escurrirla y añadirla directamente a la sartén.
  26. Agregar un poco del caldo de cocción.
  27. Mezclar bien y añadir el pan rallado, reservando un poco de este para la decoración.
  28. Y ya está. Servir enseguida. Decorar cada plato con un poco del pan rallado tostado. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  1. (*) Si te apetece la pasta con le sarde y no encuentras las hojas de hinojo, puedes sustituirlas por eneldo o incluso perejil. En este caso no es necesario que cuezas las hierbas aromáticas. Simplemente, lávalas bien y pícalas muy fino.
  2. La pasta que yo utilizo normalmente para la pasta con sardinas son los casarecce, pues fue la variedad de pasta que nos sirvieron en el restaurante. No obstante, admite casi todos los tipos de pasta más comunes: espaguetis, macarrones, fusilli, farfalle
  3. Se puede hacer también con sardinas en conserva. Si son en aceite de oliva, puedes recuperarlo para hacer la salsa.
  4. Las anchoas sirven para darle un toque salado a la salsa. No se nota el sabor a anchoa en la preparación final.
  5. En el blog encontrarás más recetas de pasta siciliana. Tienes que probar la pasta alla norma, con berenjena y ricotta salada. ¡Está buenísima!