Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Zarangollo murciano

Receta de zarangollo murciano

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 500 g de calabacín
  • 500 g de patatas
  • 1 cebolla más bien grande
  • 3 huevos camperos o ecológicos
  • 4 o 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elaboración

  1. Lavar bien los calabacines, desechar los extremos y revisarlos para quitarles las partes de la piel que pudieran estar algo secas. Cortarlos en rodajas ni muy finas ni muy gruesas. Unos 3 mm de grosor. Si el calabacín es bastante gordo, se puede cortar en medias lunas.
  2. Pelar las patatas y enjuagarlas bajo el grifo de agua fría. Cortarlas también en rodajas de más o menos el mismo grosor que el calabacín.
  3. Pelar la cebolla y cortarla en juliana.
  4. Poner a calentar el aceite de oliva en una sartén más bien grande.
  5. Cuando esté caliente, añadir las patatas junto con la cebolla.
  6. Rehogar de 10 a 15 minutos, removiendo con frecuencia, hasta que las patatas estén algo tiernas.
  7. Añadir ahora el calabacín, mezclar bien y seguir rehogando otros 15 minutos hasta que el calabacín esté bien tierno.
  8. Salpimentar al gusto.
  9. Batir los huevos con una pizca de sal.
  10. Agregar los huevos a la sartén y mezclar bien, justo un par de minutos, para que el huevo no se quede demasiado seco.
  11. Y ya está. Se puede consumir tanto caliente como frío. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • El zarangollo murciano lo puedes servir como aperitivo, como primer plato o incluso acompañamiento tanto de carnes como pescados.
  • Puedes sustituir las patatas por más calabacín. De hecho, originariamente no llevaba patata.
  • A la hora de presentarlo, verás que le queda muy bien un toque de rojo. Te recomiendo que le pongas una rodaja de tomate o medio tomate cereza para crear contraste, tal y como está en la foto.
  • En el blog encontrarás muchas más recetas de calabacín. Prueba el puré de calabacín, o la crema de calabacín, ahora que empieza a refrescar. Aunque si buscas un plato para sorprender, quédate con estos espaguetis de calabacín al ajillo.