Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Salpicón de langostinos

Receta de salpicón de langostinos

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 500 g de langostinos pelados
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • ½ cebolla morada o 1 cebolleta
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de vinagre de Jerez
  • Sal y pimienta negra molida

Elaboración

  1. Lavar bien los pimientos, retirarles el tallo, cortarlos por la mitad a lo largo y vaciar las semillas. Cortarlos primero en tiras finas y luego en trozos pequeños.
  2. Pelar la cebolla y cortar la mitad en trozos pequeños de más o menos el mismo tamaño que los pimientos.
  3. Pelar los langostinos y quitarles el intestino que tienen dentro de la cola, bien tirando con unas pinzas o haciendo una incisión a lo largo de la cola.
  4. Poner a hervir agua en un cazo a fuego fuerte y cuando rompa a hervir, echar los langostinos. Cocer sólo 1 minuto. Escurrir y dejar enfriar.
  5. Cortar los langostinos en dos o tres trozos.
  6. En un bol añadir los langostinos, los pimientos y la cebolla.
  7. Mezclar bien y sazonar con sal y un poquito de pimienta al gusto.
  8. Por último, aliñar con aceite y vinagre. Yo le pongo como 3 cucharadas de aceite de oliva y 1 cucharada de vinagre.
  9. Y ya está. Dejar reposar en la nevera al menos una hora para que se mezclen bien los sabores. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • A este salpicón de langostinos le puedes echar unas aceitunas manzanilla. Quedan muy ricas. O también sustituye la cebolla por cebollitas encurtidas. Incluso, huevo cocido.
  • Un poco de perejil picado tampoco le vendría mal.
  • Por supuesto, también se pueden usar gambas cocidas.
  • Ajusta la cantidad de aceite de oliva y de vinagre a tu gusto.
  • Aunque te lo puedes comer justo después de prepararlo, el rato en la nevera le viene muy bien para que desarrolle más el sabor.
  • En el blog encontrarás más recetas con langostinos. Prueba las brochetas de langostinos con salsa de ostras. ¡Están de muerte! También puedes preparar una quiche de merluza, salmón y langostinos que te arreglará la cena acompañándola con una ensalada verde.