Icono de RSSfollow us in feedlyIcono de FacebookIcono de TwitterIcone de Google PlusInstagramIcono EmailIcono Pinterest

Receta de espinacas con bechamel

 

Cómo hacer espinacas con bechamel. Receta fácil paso a paso. Aprende a realizar estas estupendas espinacas al horno gratinadas con bechamel. ¡Buenísimas!

Espinacas con bechamel

¡Hola, cocinillas! Hoy te traigo una forma riquísima de comer las espinacas. Unas espinacas con bechamel. Un primer plato calentito, muy rico, que incluso puedes aumentar de nivel con una buena dosis de queso.

¿Quieres saber cómo hacer espinacas con bechamel?

Explicado de una manera resumida, para preparar las espinacas con bechamel se requieren  tres pasos. Primero se rehogan las espinacas, luego se prepara la bechamel y, por último, se mete todo junto en el horno. ¿Ves qué fácil?

Espinacas con bechamel (ingredientes)

Las espinacas yo las rehogo en la sartén mejor que cocerlas en agua. Quedan más secas y, además, conservan mejor su « sabor a espinacas ».

Aquí está la receta:

Espinacas con bechamel
Imprimir

Receta de espinacas con bechamel

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 500 g de espinacas frescas (*1)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Para la bechamel:
  • 500 ml de leche entera
  • 30 g de mantequilla (*2)
  • 30 g de harina o maizena (*3)
  • Nuez moscada
  • Sal y pimienta
Para gratinar:
  • Queso emmental rallado (*4)

Elaboración

  1. Lavar bien las espinacas.
  2. En una sartén grande, calentar el aceite de oliva a fuego medio-alto y, cuando esté bien caliente añadir las espinacas. Rehogarlas  unos minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que hayan reducido considerablemente su volumen y ya no suelten agua. Si la sartén no es muy alta, convendrá realizar este paso en dos veces.
  3. Salpimentar y reservar.
    Espinacas con bechamel (rehogar las espinacas)
  4. Preparar la bechamel:
    1. Calentar la leche.
    2. En una sartén, derretir la mantequilla a fuego medio.
    3. Espolvorear la harina y mezclar bien. Cocer un par de minutos.
    4. Añadir la leche en tres veces. Mezclar bien hasta que quede una crema lisa y sin grumos antes de añadir más leche.
    5. Calentar a fuego medio-alto removiendo con frecuencia hasta que haya espesado. Para saber si está en su punto, se coge una cuchara, se moja en la bechamel y con el dedo se le hace una raya. Si guarda su forma es que ya está.
    6. Sazonar al gusto con sal, pimienta y nuez moscada.
      Espinacas con bechamel (preparar la bechamel)
  5. Precalentar el horno a 180 ºC.
  6. Incorporar las espinacas a la bechamel y mezclar bien.
    Espinacas con bechamel (incorporar las espinacas)
  7. Transferir a una fuente apta para horno. Nivelar un poco la superficie.
    Espinacas con bechamel (fuente para horno)
  8. Espolvorear con queso rallado.
    Espinacas con bechamel (queso rallado)
  9. Hornear a media altura unos 20 minutos. Si fuera necesario, al final se pone el horno en posición grill y se gratina un par de minutos, hasta que la superficie se haya dorado al gusto.
    Espinacas con bechamel (horno)
  10. Sacar del horno y dejar reposar unos 10 minutos.
    Espinacas con bechamel (reposo)
  11. Y ya está. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • (*1) Las espinacas con bechamel pueden hacerse con espinacas congeladas. En este caso, debes cocinarlas según las instrucciones del paquete.
  • (*2) La mantequilla se puede sustituir también por el mismo peso en aceite de oliva virgen extra o hacer la bechamel mitad y mitad.
  • (*3) Sustituye la harina por maicena para una versión sin gluten de las espinacas con bechamel. En este caso, primero disuelve la maicena en un poco de la leche. Luego, derrite la mantequilla en la sartén y añade casi toda la leche. Cuando esté bien caliente, añade el resto de la leche con la maicena. Calienta hasta que haya espesado.
  • (*4) Puedes utilizar también queso parmesano rallado, grana padano, gouda, cheddar… o tu queso para gratinar favorito.
  • Para los fanáticos del queso, se le puede añadir 100 g de queso rallado a la bechamel.
  • Si quieres más detalles sobre cómo hacer la bechamel, consulta el enlace.
  • Procura utilizar una fuente para horno lo suficientemente grande como para que quede al menos 1 o 2 dedos de borde. Si la llenas a ras, corres el riesgo que se desborde.
  • En el blog encontrarás más recetas como la coliflor con bechamel, los puerros con bechamel o las acelgas gratinadas con patatas y queso.

Print Friendly, PDF & Email
 
Clasificado en: receta Verduras

Espinacas con bechamel

Ahora ya sabes cómo hacer espinacas con bechamel

¿Te ha gustado la receta? 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Espero que te hayan dado ganas de probarla. No dudes en dejarme un comentario para contarme qué te ha parecido o por si te ha surgido alguna duda o consulta sobre la preparación. Estaré encantado de ayudarte.

Por último, como siempre, si te ha parecido una receta chula, te invito a que le des a « me gusta » y compartas estas ricas espinacas con bechamel en tus redes sociales.

Si eres cocinillas y te gustan las recetas de cocina fáciles para cada día, te invito a unirte a mi página de Facebook y a seguirme en Twitter e Instagram, para no perderte ningún detalle. ¡Ya verás como vamos a cocinar rico!

Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en Google+Pin it!

¡Hasta pronto!

 
 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribirse  
Notificación de