Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Alitas de pollo con tomate

Receta de alitas de pollo con tomate

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 6 alitas de pollo enteras
  • 400 g de tomate en conserva
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 hoja de laurel
  • 1 pizca de tomillo seco (opcional)
  • 1 chorrito de vino blanco (opcional)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra molida

Elaboración

  1. Limpiar las alitas de pollo. Quitarle con las pinzas las eventuales plumas que le puedan quedar. Si fuera necesario, quemar las plumas que son muy finas con un soplete de cocina o el quemador de la cocina de gas.
  2. Cortar las alitas en piezas. Descartar las puntas (se pueden dejar para hacer caldo). Esto también lo puedes pedir que te lo hagan en la pollería.
  3. Salpimentar al gusto. Reservar.
  4. Pelar la cebolla y picarla finamente.
  5. Pelar los ajos.
  6. Triturar el tomate con los ajos en la batidora.
  7. Poner a calentar una sartén grande con el aceite de oliva.
  8. Cuando esté bien caliente, dorar las alitas de pollo por ambos lados.
  9. Retirar las alitas y, en el mismo aceite sofreír la cebolla a fuego medio hasta que esté bien tierna. Esto tarda unos 6 o 7 minutos. Remover con frecuencia para que no se queme.
  10. Añadir un chorrito de vino blanco y mezclar bien. Dejar cocer un par de minutos para que el alcohol se evapore.
  11. Agregar ahora el tomate triturado junto con la hoja de laurel. Salpimentar al gusto y añadir una pizca de tomillo si se desea.
  12. Calentar y dejar que cueza unos 10 minutos a fuego medio.
  13. Reincorporar las alitas de pollo a la sartén y mezclar bien. Dejar que cuezan unos 15 minutos a fuego medio, hasta que estén hechas por dentro y el tomate haya reducido.
  14. ¡Ya está! ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Estas alitas de pollo con tomate van geniales acompañadas de patatas fritas caseras o arroz blanco.
  • Se le puede añadir un poco de azúcar al tomate para reducir aún más la acidez.
  • El sofrito también queda bien con otras verduras como zanahoria o pimiento verde en trocitos.
  • El ajo yo lo trituro junto con el tomate. No obstante, se puede picar muy fino y añadirlo a la sartén antes de incorporar el tomate.
  • El tomillo es opcional. A mi me encanta el toque que le da a la salsa de tomate. También se puede cambiar por orégano, albahaca seca o incluso curry, que queda muy rico con las salsas de tomate.
  • Un toque picante también queda bien. Le puedes añadir una pimienta de Cayena pequeña partida en dos junto con la cebolla.
  • En el blog encontrarás muchas más recetas de alitas de pollo. Prueba las alitas de pollo en salsa de vino blanco. ¡Están deliciosas! También seguro que te va a gustar estas alitas de pollo con miel o, si buscas una receta más sencilla, unas alitas de pollo fritas, sencillas pero deliciosas.

Print Friendly, PDF & Email