Icono de RSSfollow us in feedly Icono de FacebookIcono de TwitterIcone de Google PlusInstagram Icono EmailIcono Pinterest

Receta de calabacines gratinados con bechamel y queso

 

Cómo hacer calabacines gratinados con bechamel. Receta fácil paso a paso. Aprende a preparar este rico plato de calabacines al horno con bechamel y queso.

Calabacines gratinados con bechamel y queso

¡Hola, cocinillas! Aquí te presento estos estupendos calabacines gratinados con bechamel. Un plato muy sencillo que puedes utilizar para acompañar platos de carne o pescado. También, puedes hacer como yo, que muchas veces lo suelo preparar para una cena ligera, junto a una buena ensalada. Sobre todo, lo que más me gusta es que la salsa bechamel está bien cargada de queso. ¡Rico, rico! ¿A que ya te están dando ganas de probarlo?

¿Quieres saber cómo hacer calabacines gratinados con bechamel?

Para preparar estos calabacines con bechamel al horno, comenzamos haciendo a la plancha los calabacines cortados en rodajas. Este proceso puede tardar un poco dependiendo de la cantidad de calabacines que queramos hacer y el tamaño de la sartén o plancha. Luego montamos en una fuente por capas la salsa bechamel que, como ya he dicho, he enriquecido con queso, pero también le he añadido huevo.

Calabacines gratinados (ingredientes)

Esta combinación no me la he inventado yo. Cuando a la bechamel se le añade el huevo y queso, se transforma en la salsa Mornay. Esta salsa queda muy rica para hacer verduras al horno como estos calabacines gratinados. Si tienes curiosidad por saber más, te dejo este artículo muy chulo sobre las salsas derivadas de la bechamel.

Aquí tienes la receta:

Calabacines gratinados con bechamel y queso
Imprimir

Receta de calabacines gratinados con bechamel y queso


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 kg de calabacines
  • 750 ml de leche entera
  • 40 g de mantequilla
  • 40 g de harina de trigo
  • 2 huevos
  • 150 g de queso rallado
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Nuez moscada
  • Sal y pimienta negra molida

Elaboración

  1. Lavar bien los calabacines si se desea dejarlos con piel. Pelarlos en caso contrario.
  2. Cortar los calabacines en rodajas finas de unos 3-5 mm de grosor.
    Calabacines gratinados (cortar)
  3. Poner a calentar una gran sartén o plancha, engrasada con aceite de oliva. Cuando esté caliente, dorar las rodajas de calabacín por ambos lados. Es posible que sean necesarias varias tandas. Engrasar a cada vez. Una vez terminados todos, reservar.
    Calabacines gratinados (sartén)
  4. Poner a derretir la mantequilla y cuando funda, añadir la harina y cocerla un par de minutos para que pierda el sabor a crudo.
    Calabacines gratinados (harina)
  5. Agregar la leche templada o caliente en tres veces, removiendo bien para que no queden grumos. Retirar del fuego cuando la bechamel empiece a espesar.
  6. Añadir el ajo bien picado o, como en mi caso, machacado con un exprimidor de ajos.
    Calabacines gratinados (ajo)
  7. Salpimentar la bechamel y añadir también nuez moscada al gusto.
  8. Incorporar los huevos batidos y el queso rallado, dejando un poco para gratinar.
    Calabacines gratinados (huevo y queso)
  9. Poner a calentar el horno a 175 ºC.
  10. Untar la base de una fuente para horno con bechamel.
    Calabacines gratinados (base)
  11. Añadir una capa de rodajas de calabacín. Salpimentar.
    Calabacines gratinados (capa de calabacín)
  12. Cubrir el calabacín con otra capa de bechamel.
    Calabacines gratinados (capas)
  13. Repetir los pasos hasta terminar el calabacín, terminando con bechamel y sin olvidar de salpimentar a cada capa.
    Calabacines gratinados (relleno)
  14. Espolvorear el queso rallado reservado.
    Calabacines gratinados (queso rallado)
  15. Hornear a media altura unos 30 minutos o hasta que la superficie se haya dorado al gusto.
    Calabacines gratinados (horno)
  16. Y ya está. Dejar reposar unos minutos antes de servir. ¡Buen provecho!
    Calabacines gratinados con bechamel y queso

Sugerencias, trucos y consejos

  • Sirve los calabacines gratinados como acompañamiento, como entrante o como plato para la cena acompañados de una ensalada.
  • Puedes usar la mezcla de quesos que más te guste. Yo he usado queso emmental rallado que queda muy bien para mezclarlo con la bechamel y además queda muy rico gratinado. Para gratinar, también quedará muy rico con queso parmesano rallado.
  • Otra cosa que puedes hacer es poner el queso en lonchas entre capas.
  • Si lo deseas, puedes reemplazar la mantequilla de la bechamel por el mismo peso de aceite de oliva.
  • En el blog, tienes disponible muchas otras recetas de verduras gratinadas. Prueba los puerros gratinados, unas acelgas gratinadas con patatas y queso o unas berenjenas gratinadas, entre muchas otras.

Print Friendly, PDF & Email
 
Clasificado en: receta receta sencilla Verduras

Calabacines gratinados con bechamel y queso

Ahora ya sabes cómo hacer calabacines gratinados con bechamel y queso

¿Te ha gustado la receta?

Espero que te animes a preparar esta delicia de plato. No dudes en dejarme un comentario para contarme qué te ha parecido o si te ha surgido alguna duda sobre la preparación.

Y para acabar, te invito a que, si eres fan de las recetas de calabacín, nos dejes un «me gusta» y compartas esta estupenda receta de calabacines gratinados en tus redes sociales.

Si eres cocinillas y te gustan las recetas de cocina fáciles para cada día, te invito a unirte a mi página de Facebook y a seguirme en Twitter e Instagram, para no perderte ningún detalle. ¡Ya verás como vamos a cocinar rico!

¡Hasta pronto!

 
 

Te puede interesar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribirse  
Notificación de