Estoy hecho un Cocinillas
https://estoyhechouncocinillas.com

Garbanzos con tomate, pimientos y queso feta

Receta de garbanzos con tomate, pimientos y queso feta


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 400 g de garbanzos cocidos
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 500 g de tomate natural (400 g de tomate en conserva)
  • 100 g de queso feta
  • 1 cebolla
  • 1 cebolleta pequeña
  • 2 o 3 ajos
  • 1 o 2 hojas de laurel
  • Orégano seco al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra molida

Elaboración

  1. Lavar bien los pimientos, quitarles el pedúnculo y las semillas y trocearlos.
  2. Pelar la cebolla y trocearla.
  3. Pelar los dientes de ajo y picarlos muy fino.
  4. Lavar bien los tomates y rallarlos o triturarlos.
  5. En una sartén, poner a calentar el aceite de oliva a fuego medio.
  6. Añadir la cebolla y los pimientos y rehogar hasta que estén tiernos. Tardará unos 6 o 7 minutos. Hay que remover con frecuencia para que no se queme.
  7. Salpimentar ligeramente y añadir el ajo. Remover y rehogar un par de minutos más.
  8. Incorporar los garbanzos. Mezclar bien.
  9. Añadir el tomate junto con el orégano y el laurel.
  10. Dejar que se cocine por 20 minutos o hasta que el tomate haya reducido al gusto.
  11. Mientras cuecen los garbanzos con tomate, lavar bien la cebolleta, quitarle las capas secas y cortarla en rodajas finas.
  12. Desmigar el queso feta.
  13. Una vez reducido el tomate, espolvorear el queso feta y la cebolleta.
  14. Y ya esa. Servir enseguida. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Estos garbanzos con tomate, pimientos y queso feta son perfectos para una comida rápida. Se pueden preparar de antemano. En este caso, incorpora el queso feta y la cebolleta justo antes de consumir.
  • El orégano es opcional. También puedes sustituirlo por otra hierba aromática como tomillo por ejemplo.
  • Aunque es uno de los ingredientes principales, el queso feta puedes dejarlo fuera. Sin él, también está muy rico. También se puede hacer con queso fresco en dados.
  • Puedes reducir aún más el tiempo de preparación usando tomate frito casero ya preparado. Con ello bastará mezclar con los garbanzos y cocinar unos minutos. Lo suficiente para que coja temperatura.
  • En el blog encontrarás más recetas con garbanzos. Prueba los garbanzos con espinacas, todo un clásico de la gastronomía sevillana, el hummus o crema de garbanzos típica de la cocina árabe o unos garbanzos con kale que están muy ricos.

Print Friendly, PDF & Email