- Estoy hecho un Cocinillas - https://estoyhechouncocinillas.com -

Receta de revuelto de ajos tiernos y gambas

Revuelto de ajos tiernos con gambas

Receta de revuelto de ajos tiernos y gambas


Personas: 2 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 manojo de ajos tiernos o ajetes
  • 200 g de gambas enteras y crudas (150 g si son congeladas)
  • 3 huevos camperos (o ecológicos)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Cebollino o perejil picado (opcional)
  • Pimienta negra molida (opcional)
  • Sal

Elaboración

  1. Para comenzar, cortar las raíces de los ajos tiernos. Por el otro lado, cortar también por donde empiezan a salir las hojas y retirar la última capa que es la que suele estar más dura.
  2. Cortar los ajos tiernos en trozos de 1 o 2 centímetros de largo. Si los bulbos son gruesos, cortarlos en 3 o 4 trozos a lo largo.
  3. Pelar las gambas y quitarles el intestino. Esto se puede hacer haciendo una incisión en el lomo y sacarlo con el cuchillo o se puede tirar de él con unas pinzas.
  4. Salpimentar las gambas al gusto.
  5. Lavar y picar el cebollino o el perejil. Reservar.
  6. Escaldar los ajos tiernos. Esto es, poner a hervir agua con sal y cuando hierva, echar los ajos y dejarlos dos minutos. Escurrir y reservar.
  7. Calentar el aceite de oliva en una sartén a fuego medio y cuando esté caliente, saltear los ajos unos 5 minutos removiendo de vez en cuando.
  8. Añadir las gambas y saltear un minuto por cada lado, hasta que estén rosas. No mucho más para que no se hagan en exceso y queden jugosas.
  9. Batir los huevos, salpimentar y añadirlos a la sartén.
  10. Remover sin parar hasta que los huevos se hayan casi cuajado al gusto. Retirar del fuego un un poco antes para que no se hagan en exceso.
  11. Añadir el cebollino picado. Mezclar rápido.
  12. Y ya está. Servir enseguida. ¡Buen provecho!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Puedes utilizar gambas o langostinos, lo que prefieras. Si usas gambas congeladas, recuerda que lo mejor es descongelarlas previamente. Si las echas congeladas a la sartén corres el riesgo de cargarte el plato.
  • Si utilizas ajetes congelados, sigue las instrucciones proporcionadas por el fabricante.
  • Yo suelo cortar los ajos tiernos en bastones, si lo prefieres,los puedes cortar en rodajas. En este caso, al ser más finos, bastará con rehogarlos en la sartén, sin necesidad de hervirlos antes.
  • La calidad de los huevos es importante y son la clave para que el revuelto esté rico. Usa unos buenos huevos llenos de sabor.
  • Un chorrito de leche a los huevos batidos hará que sea más fácil que queden jugosos.
  • En el blog encontrarás más recetas con ajos tiernos. Prueba la tortilla de ajos tiernos o la quiche de ajos tiernos.
  • Si buscas más recetas de revueltos, prueba el revuelto de espárragos y gambas.