- Estoy hecho un Cocinillas - https://estoyhechouncocinillas.com -

Receta de espinacas rehogadas con gambas

Espinacas rehogadas con gambas

Receta de espinacas rehogadas con gambas


Personas: 2 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 500 g de espinacas frescas
  • 200 g de gambas peladas
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra molida

Elaboración

  1. Lavar muy bien las espinacas y trocearlas.
  2. Salpimentar las gambas. Reservar.
  3. Pelar los dientes de ajo, quitarles el germen si se desea y picarlos o cortarlos en rodajas finas.
  4. En una sartén, echar una cucharada de aceite de oliva y las espinacas. Calentar a fuego fuerte y rehogar las espinacas hasta que estén tiernas. Esto durará sólo varios minutos. Remover con bastante frecuencia para que no se quemen las del fondo y se hagan todas al mismo tiempo.
  5. Una vez echar las espinacas, salpimentar, retirar y reservar.
  6. Bajar el fuego y en la misma sartén echar otra cucharada de aceite y el ajo. Sofreír 1 minuto.
  7. Echar ahora las gambas y rehogar 1 o 2 minutos hasta que cambien de color.
  8. Incorporar rápido las espinacas y rehogar un minuto más, para que se mezclen sabores.
    Espinacas rehogadas con gambas (mezclar)
  9. Y ya está. Servir enseguida. ¡Buen provecho!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Acompaña estas espinacas rehogadas con gambas con un par de rebanadas de pan tostado.
  • Dale un toque picante con una pimienta de Cayena si lo deseas. La partes por la mitad y la pones a rehogar junto con el ajo.
  • Ajusta la cantidad de ajo que más te guste.
  • No dorar el ajo en exceso, basta con que se empiece a dorar por el borde. Si se hace demasiado, se corre el peligro de que amargue el plato.
  • Si utilizas gambas congeladas, recuerda sacarlas del congelador el día de antes y dejarlas descongelar poco a poco en la nevera. Si vas con prisa, mételas 10 minutos en agua caliente.
  • En el caso de que tengas espinacas congeladas, tienes que prepararlas a la sartén según las recomendaciones del fabricante. Además, deberás ajustar el peso a la porción recomendada pues probablemente será menor.
  • En el blog encontrarás más recetas con espinacas. Prueba la crema de espinacas, queda deliciosa y es muy reconfortante. Si quieres una receta sencilla y ligera, échale un ojo a las espinacas con patatas, con un toque de ajo y pimentón muy rico. No te quedes sin saber cómo se preparan las espinacas con garbanzos, las crepes de espinacas o las espinacas a la catalana.