- Estoy hecho un Cocinillas - https://estoyhechouncocinillas.com -

Receta de salmonetes al horno con aliño de ajo y perejil

Salmonetes al horno con aliño de ajo y perejil

Receta de salmonetes al horno con aliño de ajo y perejil


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 500 g de salmonetes de roca
  • 4 o 5 ramas de perejil fresco
  • 2 dientes de ajo
  • Zumo de medio limón
  • 2 o 3 hojas de laurel
  • 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra molida

Elaboración

  1. Lo primero de todo es limpiar los salmonetes si no lo hicieron ya en la pescadería. Para ello, cogeremos unas tijeras de cocina y primero cortaremos las aletas. Luego, les haremos una incisión en el estómago. Por último los limpiamos por dentro, vaciando el interior bajo el grifo.
  2. Salpimentar los salmonetes y dejar reposar.
  3. Precalentar el horno a 180 ºC, calor arriba y abajo.
  4. Lavar el perejil y sacarlo muy bien. Separar las hojas.
  5. Pelar los dientes de ajo y quitarles el germen que tiene en el interior (el tallo verde). Trocearlos.
  6. En un mortero, machacar las hojas de perejil, el ajo y un poquito de sal, hasta que quede muy picado.
  7. Mezclar el ajo y el perejil con aceite de oliva y un chorrito de zumo de limón.
  8. Untar el fondo de una bandeja del horno con un poco de aliño. Colocar las hojas de laurel y encima los salmonetes. Cubrir el pescado con el resto del aliño.
  9. Hornear a media altura unos 10 minutos. El indicador perfecto para saber que el pescado está en su punto es que los ojos se vuelvan opacos y el cuerpo se separe fácilmente de la espina central.
  10. ¡Y ya está! Dejar reposar 5 minutos y servir. ¡Buen provecho!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Puedes acompañar los salmonetes al horno con una buena ensalada y una guarnición de patatas o de arroz. En el enlace tienes muchas ideas. Te recomiendo que pruebes la de las patatas panaderas, cambiando el caldo de pollo por caldo de pescado y hornees el pescado encima de ellas.
  • Para un gusto más cítrico, añade la ralladura del limón al aliñó.
  • Un chorrito de vino blanco también le queda bien.